Fachada del Cine Ideal de Madrid con sus coloridas vidrierasCada vez que paso a su vera, noto como el Cine Ideal me regala una mirada de complicidad, buscando un apoyo que ya pocos le brindan. Acurrucado en la Calle del Doctor Cortezo este simpático edificio ha visto pasar modas y épocas casi sin inmutarse. Hoy merece que le hagamos un poquito más de caso. Cumple 98 años.

“Desde hoy cuentan los aficionados al cinematógrafo con un nuevo salón, que mejor pudiera titularse palacio, que álzase majestuoso y arrogante, en los antiguos terrenos del Ministerio de Fomento, calle de Atocha…”. Así comenzaba la noticia del ABC publicada el 13 de mayo de 1916 en el que se anunciaba a bombo y platillo la apertura de estos cines, uno de los primeros con carácter permanente que hubo en la ciudad.

El enorme edificio del que hablan aquellas crónicas, con capacidad para 3.000 personas, parece haber menguado en tamaño, como esa persona mayor que se va encorvando con el paso de las hojas del calendario. Hoy lo vemos como un  edificio simpático y amable, que ya no llama tanto la atención como antaño pero que mantiene intacta una personalidad intachable.

Este cine se levantó sobre un solar que en su día habían pertenecido al Convento de los Trinitarios Descalzos, hasta la desamortización de Mendizábal. Con el paso del tiempo se aprobó el proyecto de José Espelius para construir uno de los recintos más modernos de Madrid y el resultado fue el Cine Ideal, un lugar con guiños modernistas y en el que destaca, sobre manera, un elemento….

Hablo de sus impresionantes vidrieras, un elemento que le da al conjunto arquitectónico una fuerza y un carácter único. Atribuidas a la factoría Maumejean (empresa que hoy en día sigue activa) en estas vidrieras, restauradas en 2002, observamos una alegoría del cine. En el espacio central vemos una chica con el rostro apoyado sobre un proyector encendido mientras que a sus dos lados  la flanquean dos pavos reales.

Es curioso ya que este edificio pasa prácticamente desapercibido durante el día pero cuando los rayos del sol empiezan a escasear y sus neones y vidrieras se encienden pasa totalmente a primer plano. Si no conocéis estos cines os recomiendo pasar junto a ellos de noche, subiendo desde Jacinto Benavente se intuye esa explosión de color que regala su fachada. Una estampa agradable y bella, rescatada de otra época, exactamente, de hace 98 años.

Foto de la portada sacada de Flickriver.com

Compartir.

Sobre el Autor

2 comentarios

  1. Pingback: Blog – Hostal Santo Domingo » Hostal Santo Domingo te recomienda: ” El Cine Ideal “

  2. Jose Maria el

    En los 70 y 80 echaban sesiones continuas, a veces temáticas. Recuerdo haber visto 3 pelis seguidas de Star Treck.

Dejar una Respuesta