Fue el corazón político y en parte, administrativo, de Madrid durante siglos. En este lugar, hoy reservado al mero interés turístico, se ubicó el Ayuntamiento desde 1693 a 2007 por lo que, cómo comprenderéis, arrastra una considerable historia. Lo que resulta llamativo es que, cuando uno se detiene y observa de frente la Plaza de la Villa de Madrid con pausa tiene ante sus ojos una mirada de lo más curiosa e impagable. Ante sí, tres edificios, cada uno de un siglo y de un estilo arquitectónico diferente. Pocos lugares pueden decir que ofrecen tanto a cambio de tan poco.

De izquierda a derecha os encontraréis:

La Casa y Torre de los Lujanes: data del Siglo XV y es de estilo gótico-mudejar.

La Plaza de la Villa

La Casa Palacio de Cisneros: del Siglo XVI y trazas platerescas.

La Plaza de la Villa

La Casa de ka Villa: del Siglo XVII y carácter barroco.

La Plaza de la Villa

Compartir.

Sobre el Autor

Dejar una Respuesta