Browsing: libros

Durante la pr√≥xima semana se va a celebrar la segunda edici√≥n de Madrid Edita: Conferencias, mesas redondas, presentaciones… con unos claros protagonistas, los libros que hablan de Madrid.

Desde el 29 de mayo al 14 de junio el Parque del Retiro se llena de historias y fantasia gracias a la nueva edici√≥n de una feria que este a√Īo contar√° con la presencia de 368 casetas.

La librería con más encanto de Madrid

La Historia Interminable o la Sombra del Viento, ambas tienen en com√ļn un elemento notable. La primera es una pel√≠cula que todos disfrutamos durante nuestra infancia, la segunda, una novela actual que ha marcado un hito en la literatura moderna espa√Īola. Las dos con un nexo, la presencia de un elemento que nos abre las puertas a la fantas√≠a, a lo desconocido…las librer√≠as.

En Madrid las grandes librer√≠as han ido terminando con esos peque√Īos comercios de sabor a√Īejo, de estanter√≠as repletas de vol√ļmenes descatalogados, donde la anarqu√≠a del lugar s√≥lo encuentra fin en la cabeza de sus tenderos. Pero todav√≠a podemos encontrar un lugar donde √©sto sucede, un sitio √ļnico y brujo, la Librer√≠a de San Gin√©s.

Ubicada en el peque√Īo pasadizo que lleva el mismo nombre y que va a pasar a la c√©ntrica Calle Arenal, se trata de un comercio que lleva colmando las necesidades de los devoradores de p√°ginas m√°s peculiares desde mediados del siglo XIX. Es un lugar peque√Īo pero que rebosa historia, encajado en la fachada del edificio. Su armaz√≥n de madera y su tejado de tejas curvas le dotan de una belleza austera, de otra √©poca.

En este sitio uno puede encontrar libros antiguos, √©sos que pensaba que no hallar√≠a en ning√ļn lugar, y tambi√©n obras de segunda mano a precios, como el lugar, de otra √©poca. S√≥lo con echar un vistazo entre los cientos de tomos que sacan a la calle, uno recibe una experiencia igual de gratificante y enriquecedora que la propia lectura.

Curiosos y fanáticos de los libros se dejan caer por este lugar que parece sacado de alguna de las miles de páginas que encierra. Detenerse ante él un día de gris y triste de febrero, y disfrutar de la escena bajo el manto amarillo que nos proporcionan las bombillas desnudas de su escaparate nos brindan una escena encantadora. Después, para entrar en calor, basta con adentrarse unos metros en el pasadizo y disfrutar de uno de los mejores chocolates con churros de Madrid. Con o sin libro, éso ya lo decide cada uno.