Hoy nuestra querida Plaza Mayor está de aniversario ya que se cumplen 399 años de aquel 3 de julio de 1619 en el que, mediante la celebración de un pomposo festejo taurino en el que se lidiaron 15 morlacos, quedó oficialmente inaugurado este coqueto recinto. Desde entonces ha visto de todo: canonizaciones, ejecuciones, mercadillos navideños o conciertos. Casi cuatrocientos años de pura historia siendo un órgano vital de Madrid. Hoy desvelamos cinco curiosidades que, paseándola, jamás te imaginarías.

  • En su origen, en los terrenos donde hoy se asienta, había una pequeña laguna conocida como laguna de Luján que, con el tiempo, terminó por secarse.
  • Las farolas que la adornan en sus esquinas son mucho más que un elemento decorativo. Si os acercáis a verlas, en sus bases vais a descubrir unos relieves que narran los acontecimientos más importantes acaecidos en estos lugares como la celebración de festejos taurinos o autos de fe de la Inquisición.

    Secretos de la Plaza Mayor de Madrid

  • Nadie lo diría pero en esta plaza hubo hasta ¡Un cementerio! Y está a la vista de todo el mundo, en la escultura centra que reina en la plaza, en la figura de Felipe III. Resulta que durante siglos, lo pajarillos se posaban en el agujero de la boca del caballo del monarca e, inconscientes, se aventuraban en el interior de la escultura quedando atrapados para siempre. Cuando se descubrió el peligro que esta escultura suponía para las incautas aves se decidió tapar el agujero de la boca. Asunto finiquitado.
    Secretos de la Plaza Mayor de Madrid

    Foto de Mirador Madrid

  • A pesar de su apacible día a día, este agradable plaza ha sufrido tres graves incendios a lo largo de su historia: 1631, 1672 y 1790. Siendo el más devastador el último de ellos. El fuego tardó en extinguirse nueve días y más de 1.300 personas vieron sus casas reducidas a cenizas.
    Secretos de la Plaza Mayor de Madrid

    Incendio de 1790

  • Con casi 400 años de historia os podéis imaginar la de gente que ha pasado por aquí y los vecinos que ha tenido esta plaza. No obstante el más longevo de todo es Cirilo que así se llama el espectro que, dicen, vaga por esta zona. Según se comenta, es el espíritu de uno de los muchos ajusticiados en esta Plaza Mayor de Madrid.

 

Share.

About Author

Leave A Reply