Vendedores de periódicos, Madrid, 1935La imagen de hoy nos lleva al Madrid de 1935, un momento en lo político y en lo social delicado y convulso pero que no impedía encontrarse con estampas simpáticas como ésta. En ella, unos jóvenes, un poco granujas, buscan la manera de hacerse invisibles a los ojos del revisor del tranvía para poder viajar gratis.

La imagen creo que está tomada en la actual Calle de Sagasta, más o menos a la altura de Alonso Martínez…Los chicos, vendedores de periódicos, parecen tomarse su pequeña gamberrada como un juego más de niños, otro pasatiempo del que ignoran, podrían salir peor parados de lo previsto. Amarrados a los topes del tranvía confían en llegar a su destino, entre risas y miradas de complicidad. Un hombre bien arreglado, les observa desde la acera, curioso, preguntándose sobre cómo acabará la secuencia.

Me gusta esta fotografía ya que recoge la cotidianidad de otra época sin posados ni falsas apariencias. Sólo un señor parece advertirse de la presencia de la cámara, los demás protagonistas de la escena, la ignoran por completo. En la estampa aparece un elemento que ya no existe por las calles de Madrid, el tranvía, un transporte que siempre da un sabor añejo a las imágenes.

Sin embargo hay cosas intangibles que sí permanecen inalterables en el tiempo, como la pillería de los niños. Una inocencia que se desgasta con el tiempo y que en esta foto parece hacerse eterna. Mi pregunta es ¿cómo terminaría el viaje de estos pequeños polizones? Eso, nunca lo sabremos.

Vendedores de periódicos, Madrid, 1935

Compartir.

Sobre el Autor

4 comentarios

  1. Tengo 47 años y todavía recuerdo caminar por la glorieta de Cuatro Caminos y ver los railes de los tranvías en la calle Bravo Murillo. No sé si es que había una cochera cerca de la glorieta, el caso es que me encantaba de jovencito caminar por los raíles ¿Se sabe a dónde fueron a parar los tranvías? ¿Queda alguno en algún desguace o museo? Felicitaciones por tu blog. Son más las veces que pienso en agradecertelo que en hacerlo. Lo siento. En fin, muchas gracias desde la isla de Gran Canaria.

    • Hola Javier!
      En el Paseo de las Delicias, 61 se encuentra el Museo del Ferrocarril, asi que si haces una visita a la ciudad en el futuro y te apetece verlos ya sabes donde…
      Un abrazo.

    • Lorenzo Vilariñp el

      Con mucho gusto le comentaré una anécdota qué se produjo, en relación con los últimos tranvías de Madrid: Como era costumbre vender a los forasteros de Boina y cesta de los pollos”, la puerta de Alcalá. O la Estación de Atocha. Viniendo a Madrid en un tren desde Ávila, escucho un “golfo”, que uno de los pasajeros, quería invertir sus ahorros en Madrid. Abordó el golfo en cuestión al inocente “inversor” , diciéndole qué como el ayuntamiento retira los tranvías, en la cochera de Cuatro Caminos, vendían los tranvías fuera de servicio. En cuestión le dijo qué por una pequeña comisión, fuera a la cochera y que le habían vendido el 5001. Es fácil imaginarse el cachondeo de los empleados de la cochera. Saludos.

Dejar una Respuesta