Browsing: rock

Los 'heavys' de Gran Vía

A la mayor√≠a, los nombres de Jos√© y Emilio Alc√°zar no os dice nada pero sin embargo, todos los que vivimos en Madrid los hemos visto en m√°s de una ocasi√≥n y no hemos podido evitar mirarlos de reojo al cruzarnos con ellos. Estos gemelos son popularmente conocidos como ‚Äėlos heavys de la Gran V√≠a‚Äô. Sus pintas, su car√°cter y su infatigable presencia, d√≠a tras d√≠a, en el mismo lugar, los han convertido en un todo un √≠cono de la ciudad, a la altura del letrero de Schweppes o del Oso y el Madro√Īo pero ¬ŅQui√©nes son?

Los hermanos Alc√°zar viven en un peque√Īo piso de Tetu√°n, aunque se criaron en el castizo barrio de Chamber√≠. Por ese motivo, han sido muchas las ocasiones en las que me los he cruzado mientras se dirig√≠an hasta su punto habitual. Un detalle, cuando acometen su particular peregrinaje hasta la Gran V√≠a no caminan juntos, siempre van separados por unos cuantos metros, como si no quisieran saber nada el uno del otro hasta encontrarse en el lugar de destino.

Emilio y Jos√© llevan realizando este largo trayecto, de forma casi diaria, desde hace ocho a√Īos. Lo que comenz√≥ siendo como una protesta, con el paso del tiempo se ha convertido en un estilo de vida. Los ‚Äėheavys‚Äô acud√≠an con frecuencia a la tienda de discos Madrid Rock que serv√≠a de punto de encuentro con sus amigos y con su pasi√≥n, la m√ļsica. En 2005, el grupo Inditex, en su inexorable avance a la conquista del mundo, implant√≥ una de sus tiendas en dicho local, sin margen de maniobra para sus amigos. Desde entonces, en solidaridad con aquellos empleados y colegas, decidieron situarse a sus puertas, como se√Īal de protesta. Una costumbre que ni las inclemencias del tiempo ni el transcurso de los a√Īos han podido frenar.

¬ŅFrikis o revolucionarios? Es la pregunta que nos podemos plantear al escucharles hablar. Para unos puede que solo sean dos vagos que viven del aire, para otros, dos tipos que han decidido vivir de acuerdo a unos ideales. Ellos mismos han declarado que no trabajan desde hace m√°s de una d√©cada, ya que no quieren formar parte de un sistema que enriquece a los poderosos y empobrece a los d√©biles. De este modo, permanecen junto a la misma valla, tarde tras tarde, esperando a que alguien se les acerque para debatir de cualquier aspecto mundano. Su forma de ser, abierta y afable, invita al di√°logo con todo viandante.

Simplemente, se dedican a vivir y lo hacen sin ataduras materiales, sin cuentas corrientes o sin móvil. Se han marcado un objetivo claro, el recuperar la vida en la calle, que no seamos meros esclavos de un sistema que sólo nos da margen para trabajar y para consumir, deambulando de tienda en tienda. Así que ya lo sabéis, la próxima vez que los veáis embutidos en sus pantalones de pitillo y con sus tatuajes, acercaros y no tengáis problema en charlar con esta singular pareja. Ellos estarán encantados.