Browsing: caja

El Ratoncito P√©rez es... madrile√Īo

Durante nuestra infancia la inmensa mayor√≠a de nosotros recibimos la visita nocturna de un peque√Īo roedor, el Ratoncito P√©rez. Un personaje de leyenda que se pasaba la vida recogiendo los dientes que los ni√Īos colocaban bajo su almohada y que, a cambio, √©ste les dejaba un regalo.

Hasta aqu√≠ nada nuevo, lo sorprendente de este personaje es c√≥mo y porqu√© se creo. Una historia que tom√≥ forma entre las grandes salas del Palacio Real y que se utiliz√≥ para tranquilizar y entretener a un futuro monarca. Una f√°bula que dio lugar a una leyenda pero que a√ļn se percibe de forma muy real en Madrid, m√°s concretamente en el n√ļmero 8 de la Calle Arenal.

Tras la muerte de Alfonso XII tuvo lugar la regencia de Mar√≠a Cristina hasta que el futuro rey, Alfonso XIII cumpliese la mayor√≠a de edad y fuese coronado en 1906. El joven Alfonso, acostumbrado todo tipo de facilidades y mimado hasta el extremo se convirti√≥ en un ni√Īo asustadizo y que se alarmaba ante cualquier imprevisto, como la ca√≠da de su primer diente de leche.

Su madre para tratar de tranquilizarlo encarg√≥ al Padre Luis Coloma que escribiese un cuento para el ni√Īo a fin de calmarlo. El Padre Jesuita no tard√≥ mucho en redactar las 13 p√°ginas que dura el relato y que narra las aventuras del Rey Buby (apodo con el que llamaba de forma cari√Īosa Mar√≠a Cristina a su hijo) quien tras perder su primer diente lo coloc√≥ debajo de la almohada junto a una carta y esa misma noche recibi√≥ la visita del Ratoncito P√©rez.

En la historia del Padre Luis Coloma, el Ratoncito P√©rez y Buby, convertido en roedor por un hechizo de su nuevo compa√Īero de fatigas, marchan juntos por la noche recolectando los dientes de los dem√°s ni√Īos y finalmente llegaban a la morada del Ratoncito P√©rez. √Čsta estaba ubicada en un lugar real, la trastienda de la pasteler√≠a Carlos Prast, situada en la Calle Arenal N¬ļ8. Ah√≠, Buby conoce a toda la familia de su nuevo amigo, que viv√≠a dentro de una caja met√°lica de galletas Huntley (las favoritas de Alfonso).

Hoy en d√≠a dicha confiter√≠a ya no existe y en su lugar hay unas galer√≠as comerciales pero numerosas placas oficiales y una peque√Īa estatua de metal de nuestro protagonista de hoy, recuerdan que en dicho lugar tiene su casa el Ratoncito P√©rez. Adem√°s, en la primera planta del edificio se encuentra la Casa Museo del Rat√≥n P√©rez, un lugar donde sorprender a los m√°s peque√Īos y en el que hay un buz√≥n donde los ni√Īos pueden depositar sus dientes y sus cartas.