«De Madrid al cielo». Seguro que has escuchado esa frase alguna vez, ¿verdad? La capital de España es una ciudad magnífica, repleta de cosas que hacer y muy bien conectada con todo. Pero claro, también tiene fama de ser cara, muy cara, sobre todo en lo que respecta al alojamiento y los alquileres. Suele decirse que sin dinero no es posible hacer gran cosa en la vida. Obviamente, no vamos a poder alojarnos en el Four Seasons por la cara, pero sí podremos decirles a todos aquellos que no se puede hacer nada en Madrid sin desembolsar mucho dinero que se equivocan.

Cómo moverte por Madrid y hacer muchas cosas gratis (o casi)

Bien, comenzamos por la principal regla de Madrid: desplazarse en coche, además de poco recomendable (está prohibido circular por el centro, en general, salvo algunas excepciones) sale carísimo. El tráfico suele ser terrible, y en muchas ocasiones el parking nos va a costar un buen dinero. Para evitarlo, recomendamos que te muevas en metro, y llegarás a los sitios más rápido que la veloz ruleta relámpago en Genesis, un casino online. Después de todo, Madrid presume de tener una de las líneas de metro mejor conectadas de Europa. Además, muchos lugares de interés están en el centro, por supuesto. Como ejemplo, la parada de Sol se encuentra justo debajo de… la Puerta del Sol, claro. ¿Qué tenemos ahí? Pues la famosa estatua del oso y el madroño, el símbolo de la Comunidad de Madrid, y la placa del km 0, desde donde se mide la distancia que hay a cualquier otro punto de España. Desde ahí podremos visitar, puesto que están a tiro de piedra, la Plaza Mayor o la Gran Vía. Por cierto, ni se te ocurra salir de la plaza sin probar un bocata de calamares. Esto no va a ser gratis, pero te aseguramos que valdrá la pena.

Museos y templos sin pagar un euro

Reconozcámoslo: los museos suelen ser bastante caros, e incluso a aquellos a los que nos gustan mucho el precio nos resulta un impedimento a la hora de visitarlos. Pero resulta que en Madrid es posible visitar prácticamente todos, como el Museo del Prado, el Thyssen o el Reina Sofía, de manera gratuita. En el caso del Prado y el Reina Sofía, esto es algo que podrá hacerse todos los días a última hora, mientras que el Thyssen se puede visitar gratis los lunes de 12 a 16 horas. Eso sí, prepárate para hacer cola, ya que como es de esperar, todo el mundo quiere visitarlos sin desembolsar un solo euro.

Además de museos, ¿sabías que en medio de Madrid hay nada menos que un templo egipcio? Pues sí: el templo de Debod. Este mismo año cumple 50 años desde su inauguración, y fue un regalo del gobierno egipcio al español, en gratificación por su apoyo en la construcción de la presa de Asuán. Gracias a la presa, Egipto pudo salvar varios templos de Nubia (como el superfamoso templo de Abu Simbel), y decidieron honrar esta ayuda regalando al pueblo madrileño un templo de 2000 años de antigüedad. La historia de cómo fue trasladado de Egipto a Madrid podría llenar un libro, así que si tienes curiosidad te aconsejamos que busques algo sobre el tema.

Por último, no podemos finalizar sin hablar de algo que no es un templo propiamente dicho, pero sí un pulmón: el parque del Retiro. Mentimos: sí es una especie de templo, sobre todo para los runners y para los amantes de los picnics. En el Retiro podrás hacer mil cosas, algunas gratis y otras… no, claro, pero lo que nos importa es la variedad de planes diferentes que nos ofrece.

¿Y tú? ¿Has visitado Madrid o piensas hacerlo próximamente? Como habrás podido observar, no te van a faltar cosas que hacer.

Share.

About Author

Leave A Reply