Esos días en los que las previsiones meteorológicas hablan de un calor axfisiante en Madrid, en los que los termómetros se van hasta los 40 º C y la ciudad se convierte en un auténtico y abrasador infierno, hay alguien que se siente como en casa… me refiero a la escultura del Ángel Caído que se encuentra en el Parque del Retiro.

Esta singular obra de arte la puedes encontrar si accedes al parque por la Puerta del Ángel Caído, en la Avenida de Alfonso XII, y es una de las pocas del mundo dedicada en exclusiva a Lucifer. De hecho, sólo hay otra dedicada a este ángel, que resultó expulsado del cielo, y la podemos ver en Cuba, en La Habana. Sí que hay repartidas en el mundo otras dedicadas al demonio pero hay que recordar que éste y Lucifer no son el mismo personaje.

La obra, elaborada en bronce por Ricardo Bellver  en 1877 fue presentada en la Exposición Internacional de Paris de un año más tarde. En ella vemos a este ángel, desgarrado, en el momento de ser arrastrado por una serpiente de siete cabezas hasta el averno. Más difícil de apreciar son algunas pequeñas muescas sobre la obra, impactos y huellas de la Guerra Civil de los que no se salvó ni el propio Lucifer.

Esta escultura, que costó a Madrid  4.500 pesetas suscitó, como podéis imaginar, muchas polémicas, principalmente entre la comunidad más conservadora que veía inconcebible colocar en un parque público una obra de esta temática. Toda una provocación para muchas de las mentes de la época.

Lo más intrigante de esta escultura es un secreto que guarda y que a simple vista podría pasar totalmente desapercibido. Se trata de un clavo en el suelo desde el cual se dice que la altura de este punto, y por lo tanto de la obra, con relación al nivel del mar, es de 666 metros. La conocida Marca de la Bestia, tres dígitos íntimamente relacionados con Satanás… ¿Casualidad?

Fuente_del_Ángel_Caído_(Retiro,_Madrid)_03Foto de LMoeno

Compartir.

Sobre el Autor

9 comentarios

  1. Pingback: Un atardecer apocalíptico | Secretos de Madrid

  2. Hace unos días leí esta entrada tuya de tu blog y hoy, aprovechando que he ido a dar un paseo por la Feria del Libro, he aprovechado para acercarme a ver esta estatua más de cerca. La verdad es que impresiona y más cuando se tiene la oportunidad de hacer zoom con la cámara de fotos y poder ver la expresión que tiene dibujada en la cara…

    Como también me picó la curiosidad por lo que comentas del clavo, me puse a buscar alrededor de la fuente y efectivamente vi un clavo en el bordillo de la fuente justo en el lado de la cara de la estatua. Parece como una marca topográfica. ¿Ese el clavo del que hablas en el misterio que nos presentas en el post?

    Un saludo!!

  3. La altura de la estatua del Ángel Caído no pueden ser 666 metros, se la ve muy alta, pero no tanto, creo que está equivocado la medición, realmente serían 666 centímetros.
    A parte de esta aclaración tanto la estatua como su ubicación son magistrales.

  4. Perdón por mi intento de corrección, no había leído bien, los 666 metros es la altura sobre el nivel del mar, no la de la maravillosa estatua.

  5. Jose García-Jiménez y García-Delgado el

    Los leones del Congreso: Faltan los atributos masculinos de uno de los leones, no porque se le haya olvidad al escultor Poncian Ponzano, ni por falta de bronc, Se trata de que son una rÉplica de los leones que tiran del carro de la Diosa Cibeles y estos, son Hipómenes y Atalanta, Semidioses griegos que según la mología antigua hieron el amor en un templo de Céus y éste por haber sido su Tmplo profanado por este acto los comvirtió en leones. Cibeles que era protectora de los animales y sobre todo de los leones, Compadecida los unció a su carro. Por lo tato son; Hipómenes y Atalanta, Héroe y Heroína….Esa es la causa por la que uno de los leones (lA HEROÍNA) NO TIENE ATRIBUTOS MASCULINOS.

  6. Observad los árboles que hay en esta plaza, alrededor de la estatua, os vais a quedar impresionados de sus formas y posturas.

Dejar una Respuesta