El nombre del Barrio de las Letras no es casual ni arbitrario. Quien lo haya devorado a pasos habrá podido comprobar que en él, las referencias literarias son constantes. En el suelo, en las fachadas, en el ambiente.  Todo nos recuerda a aquel Siglo de Oro, brillante y prolífico en lo literario y sí en una calle, aquel manuscrito legado brilla con solvencia, es la Calle de Huertas.

En sus primeros metros, en el número 18, nos topamos con uno de los establecimientos más carismáticos de todo Madrid, Casa Alberto. Su antigüedad, su casticismo y su historia hablan por sí solos pero hoy os quiero delatar una curiosidad de este lugar que lo hace todavía más único.

Casa Alberto, Madrid

En sus atiborradas paredes, entre fotografías antiguas y cuadros, destaca una placa que nos revela un secreto muy vinculado a este también denominado Barrio de las Musas. Por Casa Alberto, fundada en 1827, han pasado miles de clientes, algunos más famosos y célebres que otros, pero mucho antes de que eso sucediese, en este lugar vivió el ilustre Miguel de Cervantes.

Cervantes, Madrid

Antes de que el actual edificio se levantase hubo aquí una discreta casa de dos plantas donde vivió Miguel de Cervantes entre 1613 y 1614. Fue aquí donde escribió la segunda parte de un título que seguro que os suena, El Quijote, y también El Viaje al Parnaso.  Esta fue una de las múltiples localizaciones del barrio que ocupó Cervantes hasta que se mudó a su última morada, la que hoy se ubica en la esquina de la Calle del León con la que lleva su propio nombre y en cuya fachada, una placa recuerda a este universal escritor.

Cervantes, Madrid

Compartir.

Sobre el Autor

Dejar una Respuesta