Encajonado entre las calles de López de Hoyos, Avenida de América y la M-30, resuelve sus días de modo más o menos tranquilo el Barrio de la Prosperidad, perteneciente al distrito de Chamartín. De clase trabajadora, este barrio tiene sus orígenes en la segunda mitad del Siglo XIX cuando en lo que en un principio eran tierras de secano con algún ventorro, se empezaron a instalar sus primeros moradores.

Siempre me ha resultado llamativo el nombre de este barrio de Madrid. ‘Prosperidad’. Un bonito y evocador nombre para una zona habitable, cargada de sueños. ¿Qué mejor proyección de vida para sus futuros inquilinos que la prosperidad? Bueno, pues hoy toca saber que el bautizo de este barrio poco o nada tuvo que ver con esta idea. Otro chasco capitalino. Resulta que el dueño de estos terrenos vendió las dos primeras parcelas del barrio a un albañil y a un carpintero para que levantasen allí sus hogares. Este señor “propietario” de profesión, respondía al nombre de ‘Próspero Soynard’. Por eso, en su recuerdo, el barrio que se fue gestando mediante la venta y ocupación de sus parcelas, se llamó Prosperidad.

Barrio de Prosperidad

Compartir.

Sobre el Autor

Dejar una Respuesta