isnhower a Madrid en 1959Cada 21 de diciembre se produce un relevante aniversario para España y para Madrid, se cumplen un año más de un acontecimiento histórico, la visita del Presidente de EE.UU., Eisenhower,  a la capital de nuestro país en 1959. Un viaje que nos dejó varias imágenes que merece la pena recordar.

Por lo que he podido leer el poso que dejó aquella visita difiere mucho según donde consultes. Para unos resultó un encuentro clave que originó un crecimiento económico sin precedentes en la España de Franco. Para otros, la reunión fue un claro desencuentro, poco productivo para los intereses nacionales. Sin embargo, el objetivo de este blog es de cualquier cosa menos político, yo solo quiero mostraros algunas fotografías de aquel día, para que veáis como recibió Madrid al máximo dirigente americano.

Aquella visita fue la primera vez que un Presidente de los Estados Unidos hacía un viaje oficial a España y por aquí no se quiso desaprovechar la ocasión. En concreto, la ciudad de Madrid entera se engalanó para recibir a tan especial invitado y nos regaló curiosas instantáneas como éstas:

En esta primera foto vemos los Cines Capitol con un enorme mural en el que sale retratado Eisenhower. Las personas se agolpaban en las ventanas, nadie quería perderse un acontecimiento de tal magnitud.

Eisenhower 2
Ésta es quizás la instantánea más curiosa de todas y la que mejor refleja el grado de precisión y detalle con el que se preparó la visita. Al paso de la comitiva por la Plaza de España, en la Torre Madrid se apagaron las luces de las ventanas dejando leer la palabra IKE, como se le conocía familiarmente a Eisenhower.

Torre Madrid durante la visita oficial de Eisenhower a Madrid en 1959
Otra muestra de como se vivió en Madrid los días previos a la visita, muchos murales con la foto de Franco y del Presidente americano adornaron la ciudad en una campaña de propaganda sin precedentes. Aquí una muestra, en la Plaza de España.

Plaza de España durante la visita de Eisenhower en 1959, Madrid

Compartir.

Sobre el Autor

2 comentarios

  1. Algunos años despues yo fui testigo de la llegada de Nixon al que pasearon también por la Gran Via, con gran parafenalia y escoltado por la guardia de Franco.

    Recuerdo que me llamó la atención que era pelirrojo ( o eso me pareció)

    Fui a verle, en agradecimiento a que gracias a su visita ese día no hubo colegio.

Dejar una Respuesta