Plaza San Gregorio 1895, actual Plaza de Chueca, en MadridCuando vi la foto me picó la curiosidad al instante. Admito que es algo que me sucede cuando me topo con una fotografía antigua de Madrid y no soy capaz de ubicar de primeras el lugar que retrata. Al leer el pie de foto mi sorpresa fue en aumento, no podía creer que aquello que posaba ante mis ojos era la versión primitiva del actual corazón de Chueca.

Delimitado por las Calles Hortaleza y Barquillo y por la monumental Gran Vía hoy hablar de Chueca es sinónimo de colorido y animación. Este fragmento del Barrio de Justicia se ha hecho famoso a nivel mundial por ser el lugar donde se ubica gran parte de la comunidad gay de Madrid. Una zona cosmopolita y moderna cuyo concepto actual todos tenemos ahora en la cabeza choca brutalmente con lo que observamos en la foto.

Entonces esta zona de Madrid era un lugar de gentes humildes, a los vecinos de este barrio se les conocía como los ‘chisperos’ ya que la mayoría trabajaban el hierro y sus labores se desempeñaban ‘entre chispas’. La imagen, de 1895, nos muestra la hoy Plaza de Chueca que por aquel entonces se denominaba Plaza de San Gregorio. No había metro, ni terrazas ni llamativos comercios. Todo era extremadamente sencillo y rustico. La vida de barrio, cercana y afable, identidad de ciudad que para algunos se ha ido evaporando.

Esta parte de Madrid tuvo una vida más o menos afortunada hasta que durante los años 70 del siglo pasado se degradó de manera notable por el tema de las drogas y la prostitución. Algo similar ocurrió con su melliza “Malasaña”. Sus calles perdieron su lado más amable y se volvieron inseguras. De aquel empeoramiento se salió de la mano gracias a la comunidad gay que comenzó a instalarse en sus viviendas y locales comerciales. Un espectacular resurgir que, con el transcurso de los años, han hecho de Chueca uno de los lugares más atractivos e intensos de la ciudad. Su activa vida diurna y nocturna se complementa con la presencia de espacios como el Mercado de San Antón o el Museo del Romanticismo.

Volviendo a la foto me vienen a la cabeza unas palabras que en cierta ocasión me dijo un guía de Madrid. “Las discotecas de ahora eran las fuentes de entonces”. Una afirmación que se entiende a la perfección contemplando esta sensacional estampa. Las fuentes eran un punto de encuentro y de reunión social. Chicas y chicos se cortejaban en estos espacios con el pretexto de acudir a por agua. Muchas parejas se regalaron sus primeros gestos de complicidad de esta manera. La vida de muchas ciudades, entre las que se encuentra Madrid, se discutía y reía en torno a ellas.

Niños y adultos conforman una estampa concurrida que desprende buena dosis de nostalgia, un fragmento fugaz de una rutina que ya no se da. Mucho le ha cambiado la cara a aquella plaza y a aquel barrio. Es obvio que 119 años dan para mucho.

Plaza San Gregorio 1895, actual Plaza de Chueca, en Madrid

Compartir.

Sobre el Autor

2 comentarios

  1. Elena Hernando el

    Pues no me importaría ver hoy en 2014, la plaza de Chueca, con esa fuente, ese adoquinado y ese terrizo… Aunque sea con sus terrazas y sus locales modernos, no importa, pero con ese aire decimonónico.

Dejar una Respuesta