Algo que me ilusiona mucho de las ciudades, y particularmente de Madrid son esos pequeños guiños que, pasan totalmente desapercibidos para el 99% de los peatones y que las hacen únicas y diferentes, unas de otras. Detalles casi insignificantes pero, que al conocer su existencia, nos hacen esbozar una sonrisa. Es algo que ocurre, por ejemplo, con las misteriosas flechas de Gran Vía de las que os hablé hace una semanas y lo que sucede, también, con el secreto de esta ocasión.

Uno de los primeros secretos de Madrid que conocí, gracias al libro de Madrid Curioso de Isabel Gea, fue el hecho de que uno de los personajes más queridos por los niños de toda España es madrileño. Resulta que el Ratoncito Pérez vive en la calle Arenal número 8, o así lo imaginó el Padre Coloma en el relato que compuso hace más de un siglo. Por eso, en esta misma dirección, se encuentra la Casa Museo del Ratón Pérez, y varias placas nos lo recuerdan.

Pero hoy vamos a ir un paso más en lo relacionado a este simpático personaje, ya sabemos donde vive y ahora, desde hace un tiempo, también sabemos por dónde accede al metro de Madrid. Resulta que desde hace un tiempo, apareció una misteriosa puertecita debajo del bordillo de la estación de Metro de Banco de España, en la que da al Palacio de Buenavista. Es un diminuto acceso de unos 7 centímetro de alto, cuyo dintel parece una barra de caramelo y que, dado su pequeño tamaño, pasa totalmente desapercibido parar la gran mayoría de gente que por pasa por allí.

Lo que está claro, viendo este curioso detalle, es que el Ratoncito Pérez, como buen madrileño que es, también usa el metro. El próximo día que paséis por allí os invito a encontrar esta escurridiza puerta.

 

Share.

About Author

2 comentarios

Leave A Reply