En esta ocasión miramos al sur, al distrito que se ubica inmediatamente debajo del corazón de Madrid. Ahí aguarda Arganzuela, un distrito de reciente creación, ya que no existe como tal hasta 1970, sin embargo, cuenta con una interesantísima oferta y vida. Sus orígenes y desarrollo están muy ligados a las diferentes industrias que hubo en esta zona, como la Fábrica de Gas y la Fábrica de Osram, así como al sector del ferrocarril. De hecho, aquí convivieron la estación de trenes de Delicias, actual sede del Museo del Ferrocarril, y la siempre bulliciosa Estación de Atocha.

Arganzuela es uno de los distritos de moda de Madrid y lo sabe, se gusta, se siente en forma y sus vecinos se lo agradecen. Badi, la app para encontrar compañero de piso, y yo te desgranamos a continuación lo mejor de vivir en él.

Imperial, Acacias, Chopera, Legazpi, Delicias, Palos de Moguer, Atocha son los siete barrios que componen este fantástico distrito que vive a orillas del enorme costado verde de la capital, Madrid Río, y que en la actualidad es uno de los más demandados de la ciudad. La activa agenda cultural del Matadero, los incesantes eventos en el Museo del Ferrocarril o la presencia de importantes espacios verdes hacen que, cada vez, más jóvenes orienten su vivienda a este revitalizado distrito que, ofrece todo tipo de servicios con una ubicación privilegiada.

Estilo de Vida

Arganzuela vive en la actualidad una segunda juventud y es a día de hoy una de las opciones preferidas para instalarse en la capital. Así que, si lo quieres todo y sin renunciar a nada, quizás deberías de empezar a buscar por aquí. Según datos de badi el reparto entre sexos se distribuye aquí de la siguiente manera, un 44% de chicos y un 56% de chicas. Sabemos que uno de los aspectos más importantes para decidirnos por vivir en un lugar u otro es el precio de la habitación, una cifra que en este distrito sureño se coloca en un precio medio de 426€.

¿Y si finalmente vives en Arganzuela, cómo van a ser tus vecinos? Sabemos que generalizar siempre es complicado, pero según los datos de badi, las personas que alquilan habitaciones en este distrito suelen ser muy familiares, amantes del séptimo arte y en cuanto a gustos musicales, apasionados del rock. Ah! Y con una edad media de 32 años.

Para comer

A pesar de que Arganzuela no cuenta con el tirón turístico de otros distritos de los que ya hemos hablado en estas guías, eso no quita para que sus vecinos cuenten con un sinfín de variadas opciones culinarias. Si os gusta la comida tradicional española, especialmente la riojana, donde la materia prima destaque sobre todo entonces os podemos recomendar Rioja Nos (Calle Toledo 122). Un familiar y acogedor local donde se come realmente bien. Si queréis algo más exótico o atrevido, os atraparán los sabores de Capón (Calle San Isidoro de Sevilla 4). Un restaurante peruano, donde Jhosef Arias trae a este distrito de Madrid, las notas intensas de la comida chifa y nikkei.

 

Para ver

Si por algo llama la atención el distrito de Arganzuela es por su variada arquitectura, en él encontramos por ejemplo arquitectura de hierro, como la Estación de Atocha o industrial, como la actual Biblioteca Joaquín Leguina que se ubica en el edificio de una antigua fábrica de cervezas. Sin embargo, no podemos ignorar al que sea posiblemente el gran protagonista del resurgir del distrito, el Matadero (Plaza de Legazpi 8). Este enorme macrocomplejo cultural que alberga numerosos edificios de estilo neomudéjar se levanta en lo que fue el principal matadero de Madrid. Conciertos, exposiciones, ciclos culturales y tendencias artísticas. Con una agenda que no descansa en todo el año, su actividad ha despertado el latido al sentir del distrito mientras llama la atención del público más joven. Otro lugar muy interesante es el planetario (Avenida del Planetario 16), inaugurado en septiembre de 1986. Una visita ideal para los amantes de la ciencia y la astronomía que podrán disfrutar, además de proyecciones, de numerosas exposiciones y actividades.

Para fotografiar

Más de 7.000 plantas de 400 especies diferentes son la enorme sorpresa que se encuentran muchos de los viajeros que llegan a Madrid a través de la estación de Atocha y observar su fabuloso Jardín Tropical. Sin duda una imagen que sorprende a propios y extraños. Casi tanto como la presencia de un Palacio de Cristal en este distrito ¿O acaso pensabas que en Madrid sólo existía el Palacio de Cristal del Retiro? ¡Pues te equivocas! Creado en 1992, Arganzuela tiene también su propio palacio de vidrio, un invernadero de más de siete mil metros cuadrados que alberga 9.000 tipos de plantas. Otra visita que merece la pena conservar en la retina es el Museo del Ferrocarril, que se ubica en la ya apagada Estación de Delicias. Pasear entre los andenes de este evocador lugar, viendo máquinas y vagones de otra época es algo genial. Una selección de vehículos y piezas relacionadas con el ferrocarril, que nos muestra la evolución de este modo de transporte.

Arganzuela es actualmente una de las opciones más interesantes para vivir en Madrid. Un distrito céntrico y bien comunicado, pero con la tranquilidad de vivir en un barrio sin agobios ni turistas, con importantes incentivos culturales y zonas verdes. Echa un vistazo a la página de badi y encuentra una habitación que se ajuste a tus necesidades.

Share.

About Author

Leave A Reply