Confieso que desconocía por completo la presencia de esta institución como tal, sí que era consciente de la existencia de un elevado número de coches oficiales dedicados a desplazar a distintos dirigentes pero hasta ahí llegaba mi (des) conocimiento. Cuando Manuel Pons, Comisario de la Exposición “80 años de servicio público a través de la movilidad” me propuso ir a conocer su sede e institución no lo dudé ni un momento. Hoy puedo admitir que es uno de los lugares que más me han impresionado en los últimos tiempos en Madrid.

Lo primero que me dejó atónito es su ubicación, en la Calle Cea Bermudez 5, junto al Metro de Canal. ¿Cuántas veces pasé por su puerta, mientras viví en Chamberí, ignorando la existencia de este organismo y de su descomunal sede? Es cierto que a pie de calle, desde el exterior, resulta imposible adivinar lo que uno puede encontrarse detrás de sus paredes, eso sí, una vez os introduzcáis creeréis haber atravesado un túnel del tiempo. Después de la sacudida espacio-temporal de los primeros instantes tocará disfrutar de una muestra de enorme valor y muy poquito conocida.

Antes de entrar en materia quiero deciros que la exhibición lleva abierta desde inicios de verano y que se podrá visitar hasta el próximo 30 de septiembre. Sé que mi aviso/secreto llega muy tarde pero bueno, aún así confío por un lado en que esta llamada sirva para que alguno os animéis a visitarla y también mantengo la esperanza de que prorroguen más esta exposición que nos brinda la oportunidad de conocer como fue la vida de muchísimas personas durante mucho tiempo.

Y es que esta “80 años de servicio público a través de la movilidad” no sólo centra su interés en mostrarnos vehículos más antiguos o emblemáticos de su flota, que también, sino que nos enseña como era la vida de los trabajadores de este lugar que abrió sus puertas en el ya lejano 1935. Todo se debe a que este tipo de complejos se construyeron bajo la premisa del paternalismo industrial, este término tan rimbombante  viene a recordarnos un concepto industrial en el que los trabajadores de determinadas instituciones o fábricas prácticamente hacían vida en sus gigantes lugares de trabajo. Se construían y concebían así, para dar facilidades a los empleados, quienes encontraban todo tipo de servicios sin tener que salir al exterior.

Exposición del Parque Móvil del Estado

Por ello, en el inicio de la visita encontraremos recreaciones de un despacho, de consultas médicas e incluso de la peluquería o del economato que durante varias generaciones utilizaron los empleados del Parque Móvil y sus empleados e incluso una espectacular fragua que parece de película o elementos del cine y las aulas de formación. Decorados reales de una vida que se quedó anclada en el tiempo. Una larguísima colección de objetos de los años cuarenta, cincuenta y demás que como decía, a los más veteranos les traerán muchísimos recuerdos y a los más jóvenes les abrirá los ojos. Gracias a la enorme labor de búsqueda de piezas llevada a cabo por la organización de la exposición y los donativos de particulares se ha hecho posible recrear un sinfín de vivencias que a muchos les resultarán familiares.

Peluquería del Parque móvil del Estado, Madrid

Exposición del Parque móvil del Estado, Madrid

Después de pasear entre las distintas estancias, el visitante podrá ver de cerca una preciosa muestra de vehículos antiguos, como ambulancias, coches de la Guardia Civil, motocicletas de auténtica colección y otros coches más modernos como el que ha llevado a los últimos cuatro Presidentes del Gobierno de España durante miles y miles de kilómetros (impresionante ver el blindaje de sus puertas y ventanas). También se puede ver otro más moderno que aún en la actualidad sigue a pleno rendimiento transportando a personalidades como Ángela Merkel. Ésta parte motorizada quizás es el mayor reclamo de la expo pero como os digo, no es sólo la única.

Exposición del Parque móvil del Estado, Madrid

Éste es el coche oficial usado por Felipe González, Aznar, Zapatero y Rajoy

Como colofón a este secreto quiero hablaros del espectacular mural que cubre uno de los fondos del taller donde todavía hoy se sigue trabajando a pleno rendimiento para sacar el máximo rendimiento a los coches. Una verdadera joya de 26 metros de largo titulada ‘Los oficios del automóvil’ la cual, tras un reciente estudio se ha descubierto que pertenece al mexicano German Calvo, discípulo de Diego Rivera. Una maravilla que habrá que ahora toca proteger y valorar como merece.

Exposición del Parque móvil del Estado

De verdad, os animo a que os acerquéis a esta exposición que, sin mucho ruido pero con mucho esfuerzo está logrando impactar y sorprender a sus visitantes. Es verdad que el Parque Móvil del Estado consta de una flota de más de 600 vehículos pero ese número es sólo la punta del iceberg. Detrás de esta cifra está la historia de muchas generaciones y cientos de personas cuyas vidas se desarrollaron dentro de este esquivo complejo. Vidas que de algún modo se recuperan y reciben un merecido homenaje en esta sensacional visita.

Exposición del Parque Móvil del Estado, Madrid

Exposición del Parque Móvil del Estado
Calle Cea Bermudez 5 (Metro Canal)
Hasta el 30 de septiembre
Horario: 9:30 – 13:30
Acceso Gratuito

Compartir.

Sobre el Autor

3 comentarios

  1. Solo una cosa, a tu excelente articulo,el pintor German Calvo nació en el numero 38 de la calle Los Pastores de Palencia.
    Muchas gracias.

  2. Como se comenta anteriormente, Germán Calvo no era mexicano sino palentino. Y no es discípulo de Diego Rivera, si que es verdad que la intención de ambos pintores es muy similar.

    Un saludo

Dejar una Respuesta