En constante reinvención y movimiento. Así brinca de semana a semana la oferta gastronómica de Madrid, una realidad que hace unas semanas me encaminó al Paseo de la Castellana 56. Un escenario más habituado a las oficinas y espacios de paso pero en donde uno de sus bajos se ubica el restaurante Kotte, un sitio muy recomendable para encuentros gastronómicos especiales, en un ambiente íntimo y con buen gusto.

Consta de un local realmente bonito y decorado con clase, un espacio donde se conjugan los tonos cremas y el negro con elementos que le dan un toque chic como pueden ser sus coquetas lámparas. Kotte es un restaurante bonito, con una propuesta culinaria con evidentes toques argentinos y donde se puede disfrutar de una velada relajada.

kotte1 Restaurante Kotte, Madrid

El otro día estuve degustando su carta y me sorprendió positivamente, por ello quiero compartiros este descubrimiento en la recomendación semanal. Para ir abriendo boca mi acompañante y yo decidimos compartir dos entrantes. El primero fue uno de los platos más de moda en la gastronomía actual, un tartar de salmón con aguacate muy agradable al paladar. No obstante, como buen carnívoro que soy, disfruté aún más del carpaccio de buey con foie y virutas de parmesano. Ya sólo leyendo el nombre os podéis hacer una idea de lo rico que estaba. Una carne de intenso sabor, servida a la temperatura ideal, una de las especialidades de la carta con total merecimiento. ¡Obligatorio pedirla!

Restaurante Kotte, Madrid Restaurante Kotte, Madrid

Para seguir optamos con dos platos bien distintos, yo me decanté por un rissoto de shitake con crujiente de jamón ibérico y mi acompañante por un lomo bajo argentino con chimichurri y pimientos asados (ya os dije que los guiños a la gastronomía argentina eran notables, ¿verdad?). Confieso que la carne no la probé, ya que estaba centrado en mi arroz pero a juzgar por la foto y por la cara de felicidad de mi acompañante cada vez que se introducía un pedacito de carne en la boca creo que la valoración de este plato fue de notable alto. Sí que os puedo decir que el risotto estaba riquísimo, con el arroz perfectamente cocinado, sin quedar demasiado compacto como sucede en otras ocasiones. También otro plato que aprobó con buena nota.

Restaurante Kotte, Madrid Restaurante Kotte, Madrid

En cuanto a los postres, ahí no hubo demasiadas sorpresas, dos clásicos que veis a continuación, yo me decanté por un cheesecake con dulce de leche. Bastante buenos pero sin llegar a sorprender.

Restaurante Kotte, Madrid Restaurante Kotte, Madrid

En resumen os puedo decir que Kotte es no es sólo con una sala bonita y agradable, sino que también su propuesta gastronómica va en sintonía con dicho espacio. Un local para comer bien en un ambiente tranquilo pero con clase. No se encuentra en una parte demasiado céntrica de Madrid pero sin duda, si estás por la zona, es una gran opción.

Restaurante Kotte, Madrid

RESTAURANTE KOTTE
Precio medio: 30 /35€
Paseo de la Castellana 56
Teléfono: 915 64 50 27

Compartir.

Sobre el Autor

Dejar una Respuesta