Esta semana Madrid nos sorprende con una de sus miradas más elegantes y que sin embargo, poca gente se anima a experimentar. Podríamos definirla como “la cara B del Palacio Real”. Resulta que esta impresionante construcción que habitualmente contemplamos desde el entorno de la Plaza de Oriente y la Calle Bailén, también se puede vislumbrar desde su fachada occidental. Para ello nos tocará caminar hasta el llamado Campo del Moro. La recompensa a dicho paseo la tenéis hoy delante de vuestros ojos.

El Campo del Moro es un apacible y acogedor jardín de 20 hectáreas que transcurre paralelo al Paseo de la Virgen del Puerto y, como ya os decía, detrás del Palacio Real. Lo primero que nos llama la atención es su nombre, éste se debe a que en el año 1109, en su intento fallido por reconquistar Madrid, el caudillo musulmán Alí Ben Yusuf acampó en estos terrenos junto a sus huestes para posteriormente tratar de ocupar la Villa. Un hecho que le bautizó para siempre como ‘el Campo del Moro’.

No obstante, pasaron muchos siglos hasta que la zona fue acondicionada y diseñada como el bonito jardín que ahora disfrutamos, concretamente hasta 1844 cuando Narciso Pascual Colomer recibe el encargo de estructurar esta interesante zona de la Villa. Quizás lo que más cautiva al visitante es la panorámica que hoy comparto con vosotros, la de los verdes jardines centrales que, salvando una notable pendiente, nos muestran el camino hasta el Palacio Real, un sendero custodiado por árboles y que nos muestra un conjunto tan fino como sugerente.

Reforzando dicha perspectiva, en primer término nos encontramos con la llamada Fuente de las Conchas, construida gracias a un diseño original del ilustre Ventura Rodríguez y que originalmente se ubicó en Boadilla del Monte, en el Palacio del Infante Don Luis. Los jardines del Campo del Moro son ideales para una jornada de relajado paseo ya que alberga muchísimas sorpresas como ‘el chalé de corcho’ o ‘el chalecito de la reina’. Construcciones y paisajes que nos harán sentirnos protagonistas de un cuento.

De entrada gratuita, la visita a este rincón de Madrid es prácticamente obligatoria, especialmente ahora que se aproxima el buen tiempo. Una invitación a conocer el patrimonio y la historia de la Villa en un entorno calmado y tranquilo. Hasta que os animéis a hacerlo os dejo con esta genial foto de Danimero.

Horario
Octubre – marzo: Lun – Dom 10:00 h. – 18:00 h. 
Abril – Septiembre: Lun – Dom 10:00 h. – 20:00 h.

Campo del Moro, foto de Danimero, Madrid

Compartir.

Sobre el Autor

1 comentario

  1. Muy acertado tu comentario sobre la Cara B. Mientras que la fachada en Plaza Oriente es la vista institucional y simbolo de la Monarquia. Esta vista sobre el Campo del Moro mas parece un palacio de recreo al estilo Versalles.
    En los primeros años del reinado de Juan Carlos se organizaron recepciones de verano el 24 de Junio por San Juan. Tengo la esperanza que Felipe VI recupere esta tradicion para celebrar su entronacion por ejemplo. Recepciones a lo mas amplio de la sociedad, no a politicos y banqueros como entonces. El entorno es ideal, un parque abierto al publico junto a uno de los mas bellos palacios reales de Europa.

Dejar una Respuesta