Fieros, implacables, robustos. Así se muestran los dos famosos leones que custodian la entrada del Congreso de los Diputados, toda unas celebrities madrileñas que han acaparado no pocos minutos de televisión. Perfectamente ejecutadas por el escultor Ponciano Ponzano, son muy queridas por el pueblo madrileño pero, habéis de saber, que no fueron las primeras que ocuparon este lugar.

Ha habido hasta tres parejas de felinos situadas en este emblemático lugar. No hay duda de que, el caso más sorprendente es el de la pareja que os queremos hablar hoy. Son las precursoras de las actuales y fueron esculpidas, hacia 1850, por José Bellver (tío de Ricardo Bellver, autor del Ángel Caído del Retiro). El caso es que, como veis en la foto, los leones resultaron ser de todo menos imponentes y sobrecogedores, una de las condiciones que le exigieron en el proyecto. Pequeños y poco llamativos, no cuajaron en ningún momento.

Los madrileños no tardaron demasiado en decir que aquellos dos animales más que leones parecían “perros rabiosos”. Dicho y hecho, los animalillos fueron trasladados hasta Valencia, donde se encuentran en la actualidad, en el acceso de los Jardines de Monforte, apurando sus días con más pena que gloria. Un anónimo final para una obra destinada a la fama capitalina.

Leones Jardines de Monforte

Foto del blog ‘Aquí fue Troya

Leones Monforte ValenciaFoto del blog ‘Valencia Legendaria

Compartir.

Sobre el Autor

Dejar una Respuesta