Gran Vía, Madrid, por Carlos Ramirez de Arellano¡Hola a todos! El profundo lavado de cara de la web no va a ser la única novedad que nos va a dejar diciembre y es que os quiero anunciar la llegada de una nueva sección a la web, bautizada “La Postal de la Semana”. En  ella os traeré aquellas fotos y estampas del Madrid actual que más me fascinan, y es que esta ciudad no sólo puede presumir de pasado ¡También de presente!

Para inaugurar este rinconcito donde iré recopilando todas esas miradas que nos sirven para ilustrar y vestir esta ciudad que tanto amamos me he decidido a colgar una foto de uno de mis fotógrafos favoritos, Carlos Ramírez del Arellano. Me encontré con su trabajo de una forma casual, navegando un día por Flickr, y desde el primer momento me quedé enamorado de lo que hace, tanto sus originales perspectivas como la edición de sus fotos en las que consigue mostrarnos un Madrid entre melancólico y romántico. Aquí os dejo un enlace a su perfil en Flickr y su web personal para que podáis ver más y mejor su obra.

De sus muchas fotografías he querido compartir la que quizás sea la mirada más evocadora y repetida de Madrid, ese comienzo de la Gran Vía espoleado por dos iconos como el Edificio Metrópolis y el Edificio Grassy. Un tramo en el que los neones de los comercios se funden con los faros de los coches provocando a ras de suelo un perenne río de luz. Un espectáculo que parece perder fuerza según avanzamos en altura, cuando los edificios y el cielo de Madrid confían en su desnudez como su mejor arma para robar nuestra atención.

Ésta no será la última fotografía de Carlos que tendremos en esta sección, por cierto, si queréis, podéis enviarme vuestras fotos a manu@secretosdemadrid.es, ahora  os animo a contemplar la imagen durante unos segundos y a transportaros mentalmente a ese vibrante lugar. Es la magia de las mejores fotos, que nos hacen viajar sin que movamos nuestros pies del suelo.

Gran Via, por Carlos Ramíez del Ar

 

Compartir.

Sobre el Autor

Dejar una Respuesta