Si a cualquiera de los que estáis leyendo estas líneas os pregunto por algún elemento de Madrid que haga de nexo de unión entre la capital de España y Egipto, estoy convencido de que casi todas las respuestas tomarían la dirección del Templo de Debod. Sin embargo, hoy os quiero hablar de otro punto donde esta cultura milenaria y la Villa y Corte se dan la mano: La Fuente Egipcia del Parque del Retiro. Pero ¿Por qué hay una fuente que homenajea al país africano en el parque más conocido de Madrid? Sigue leyendo…

Fuente Egipcia en el Retiro

Foto de A la sombra de una esfinge

La presencia de este elemento ornamental obedece a una moda que se expandió por muchas capitales europeas a principios del siglo XVIII. Digamos que “lo egipcio molaba” así que, después de la dura Guerra de la Independencia (1808 – 1814) contra los franceses, en la que muchos de los puntos de Madrid se fueron gravemente dañados, entre ellos el Parque del Retiro que las tropas de Napoleón usaron como cuartel general, tocó reconstruir la ciudad.Entonces el rey Fernando VII encargó al arquitecto Isidro González Velázquez que vistiese el lado este del Gran Estanque del Retiro con algún elemento que le diese algo de gracia y el bueno de Isidro, se dejó llevar por la moda del momento y tiró de la temática egipcia…

El caso es que, a pesar de no ser una fuente excesivamente ornamentada o compleja, su construcción se demoró mucho, muchísimo más de  lo previsto. De hecho, Isidro Gonázalez no la vio terminada y el proyecto pasó a manos de Alfonso Rodríguez quien consigue terminarla en 1850.

Fuente Egipcia en el Retiro

Imagen antigua de la fuente

En cuanto al diseño de la fuente, digamos que no es de una belleza cautivadora, o al menos a mí no me resulta ser así. Sin embargo sí que llama la atención precisamente por esos elementos que choca tanto ser vistos en el corazón de Madrid. Está adornada por dos esfinges (que no son las originales del conjunto) y como destacada protagonista, en el centro, destaca una hornacina con un busto vaso canopo. Éste era un tipo de recipiente funerario que se usaba en el Antiguo Egipto para depositar las visceras de los difuntos que porsteriormente era momificados. Da un poco de yuyu, ¿verdad? Por cierto, que por su considerable tamaño los madrileños, pronto le apodaron “la tripona”. Por último decir que la fuente no está completa ya en un principio, sobre la columna clásica que aún podemos ver, había una escultura de Osiris que se perdió con el paso del tiempo.

Fuente Egipcia en el Retiro

Foto de biodiversidad cultural

Espero que os haya gustado este bonito secreto, el de una de las fuentes más originales de cuantas tiene Madrid y que nos acerca una de las culturas más interesantes de cuantas hubo en la historia del hombre.

Fuente Egipcia en el Retiro

Share.

About Author

Leave A Reply