En la mayoría de los casos, las cajas de seguridad están diseñadas y fabricadas para proteger objetos de gran valor económico, como joyas, lingotes de oro o incluso obras de arte. Sin embargo, Madrid posee una de estas cajas en la que se custodia algo más intangible aunque muchísimo más valioso, la cultura. Pasad y seguid leyendo, hoy os quiero hablar de la fascinante y, casi novelesca, Caja de las Letras.

Este secreto se ubica en al inicio de la Calle de Alcalá, de forma más exacta en el número 49, en el Instituto Cervantes y tiene un curioso origen. Esta afamada institución cambió de sede en el año 2007 trasladándose al espectacular edificio de Antonio Palacios, cuya fachada custodiada por cuatro enormes cariátides todos habréis visto. Resulta que, originalmente, esta construcción se levantó para albergar el Banco Español del Río de la Plata y claro, como toda buena institución bancaria, debía de poseer una enorme caja de seguridad que se ubicó en el sótano. Así que hace nueve años, cuando el Instituto Cervantes se mudó a esta lugar decidió darle a aquella hermética estancia una nueva función.

http://www.antoniopalacios.es/visitas-guiadas.html

La Caja de las Letras, Madrid

¿Qué mejor que aprovecharla para conservar y preservar la cultura hispánica? Una función muy acorde a la razón de ser del Instituto Cervantes y que además regeneraría un espacio abocado al olvido. De este modo se empezó a contactar con escritores, cinestas y artistas para proponerles que aportasen objetos que enriqueciesen este singular tesoro que habita bajo nuestro suelo. En esta sala hay unas 1.800 cajas pero sólo algunas, aquellas cuyas puertecitas son doradas, conservan en estos momentos objetos donados por estas personalidades. Lo más singular de todo es que, en la mayoría de los casos, el contenido de estas cajas es un absoluto secreto y su interior sólo se conocerá el día de su apertura, fecha que además decide el propio homenajeado.

La Caja de las Letras, Madrid

La Caja de las Letras, Madrid

La próxima caja en abrirse será, en 2017, la del actor Manuel Alexandre aunque su interior ya se conoce, custodia un TP de Oro honorífico que recibió tiempo atrás. Sin embargo, para abrir algunas otras habrá que esperar mucho más, Por ejemplo la del director de cine, Luis García Berlanga, en 2021, la del pintor Antonio Tapiés, en 2022 o la última, la del bailarín Victor Ullate que permanecerá cerrada hasta el año 2161. Este curiosa Caja de las Letras se va enriqueciendo con las aportaciones de la gente vinculada al mundo de la cultura hispánica y también, desde el año 2008, con los objetos que van cediendo los sucesivos ganadores del Premio Cervantes.

La Caja de las Letras, Madrid

Llevaba mucho tiempo detrás de este sitio, lo había visto y leído así que andaba detrás de él con insistencia. Precisamente, gracias a las visitas guiadas que está realizando este año la Comunidad de Madrid para difundir el legado de Antonio Palacios . Un lugar de película. Impone ver su enorme puerta de seguridad, y como tras ella se presenta esta pulcra y silenciosa sala. Un pasillo bordeado por misterio y secretos. Compartimentos de todos los tamaños que tiempo atrás cobijaron fortunas. Hoy, sólo unos pocos guardan algo mucho más rico e importante, nuestra cultura.

La Caja de las Letras, Madrid

Compartir.

Sobre el Autor

Dejar una Respuesta