Desde hace unos años una sabrosa y suculenta fiebre se ha despertado en Madrid, una pasión que acumula tantos adeptos que casi podríamos tachar de religión. Como habréis podido deducir por el titulo me refiero a las hamburguesas, esos excelsos bocados de carne entre pan y pan que aceptan infinidad de combinaciones y de la que me considero un pequeño fanático. A mi parecer, hoy por hoy, en la capital hay unas que no tienen rival, las encontraréis en Goiko Grill, el templo al que todos los feligreses de esta religión carnívora han de peregrinar, al menos, una vez en la vida (no tengo duda de que luego repetirán como he hecho yo).

Descubrí este local hace poco más de un año cuando me llamaron para probar las hamburguesas que habían diseñado con motivo de la celebración del Mundial de fútbol y que presentaban originales propuestas con productos y salsas típicas de cada país. Aunque en aquel momento no pude degustar su “carta habitual” ya me di cuenta que Goiko Grill era un lugar diferente, no es un sitio para ir, comer y olvidar la experiencia una vez hayas saciado tu hambre. Sus locales alegres y decorados con gusto invitan a sobremesas distendidas con los amigos, la calidez, el cariño y las sonrisas de todo su staff te hacen sentirte como en casa desde el primer momento… y claro luego están sus hamburguesas… ¡Qué hamburguesas! Realizadas con productos de primerísima calidad, con un pan resistente pero que no enmascara el resto de los ingredientes, con una carne que se pica cada día y con unas combinaciones que son, sencillamente, espectaculares.

El único problema que le encuentro a Goiko Grill es el que me encuentro cada vez que abro la carta ¡Demasiadas opciones para elegir y sólo un estómago para llenar! Reconozco que mi predilecta es la Aita Burger, con guiños a la gastronomía del norte, de donde son originarios los creadores de esta familia carnívora. Os puedo recitar sus ingredientes de carrerilla: Una pieza de carne de 190 gramos acompañada de pimientos del Piquillo, queso Idiazábal y bañada en aceite de trufa. Os dejo una imagen por si todavía no estáis salivando lo suficiente. (Por cierto, las patatas fritas que acompañan siempre a las hamburguesas son también sobresalientes).

Aita Burger de Goiko Grill, Madrid

En la carta también encontraréis entrantes para compartir, otras opciones de hamburguesas (como la vegana, de pollo empanado o de pulled pork) y sabrosos postres para los que os recomiendo dejar un pequeño hueco. Ya son cinco los locales que han abierto: María de Molina, Conde de Peñalver, General Perón, Glorieta de Bilbao y Princesa, señal de que gracias a su amable trato y a la calidad que brindan están haciendo las cosas bien, pero que muy bien. Así que amigos, si este fin de semana aún no teníais plan cerrado espero que esta recomendación os haya abierto el apetito y os sirva para descubrir las que a mi juicio son las mejores hamburguesas de Madrid.

Aquí os dejo el link a su página web y aquí a su carta.

Local de Goiko Grill em Princesa, Madrid

11378353_1104876052860242_1525412061_n

 

(Fotos del artículo sacadas del Instagram de GoikoGrill)

Compartir.

Sobre el Autor

1 comentario

Dejar una Respuesta