Ya sabéis lo mucho (muchísimo) que me gusta la fotografía antigua. Esa que rescata momentos entre cercanos y olvidados. La que te reinventa un Madrid que ya casi no conocemos. Por eso, en esta ocasión, os quiero recomendar una exposición que, aunque todavía no he tenido tiempo de disfrutar personalmente, tiene una pinta excelente. Se titula ‘Gerardo Contreras. La mirada amable’ y se podrá visitar en la Sala de Exposiciones El Águila (Archivo Regional de la Comunidad de Madrid (Calle Ramíez del Prado 3) hasta el próximo 15 de mayo. Un paseo por el Madrid de los años 40, 50 y 60 que seguro os cautiva.

‘Gerardo Contreras. La mirada amable’ muestra, a través de 77 fotografías, la visión optimista de un fotógrafo de prensa durante la dictadura. Su trabajo capta la esencia de Madrid, de manera casi costumbrista, descubriéndonos la vida cotidiana de aquellas gentes que nos precedieron en una o varias generaciones. En este paseo, nos sorprenderá  ver las calles vacías de tráfico pero llenas de vida,  presenciar algunos oficios ya desaparecidos y el interés que despertaban, ya entonces, los actores de Hollywood y las estrellas de la copla. En definitiva, la vieja sociedad con sus costumbres decimonónicas frente a unos niños y jóvenes con toda la vida por delante .

Gerardo Contreras, la mirad amable

Esta exposición se complementa con diverso material audiovisual como entrevistas a personajes expertos en la fotografía de prensa de la época, o que directamente conocieron a Gerardo Contreras y trabajaron con él, como es el caso de Enrique de Aguinaga, periodista, catedrático y cronista de Madrid. Además, podrán verse reportajes del NO–DO relacionados con las fotografías expuestas, parte del material fotográfico con el que trabajó Contreras y algunas de sus fotos personales.  La exposición nos transporta en el tiempo al Madrid de los años 40, 50 y 60. En la primera sala, denominada ‘En busca de la noticia’, se exhiben las fotografías que llenaban las páginas principales de los diarios, con temas como la posguerra, los sucesos y la vida de los “famosos”. La segunda sala, ‘El mundo del trabajo’,  ilustra una serie de labores y oficios que mayoritariamente han desaparecido. Como contrapunto, en ‘Los días festivos’ aparece la jornada de libranza a través de las fiestas religiosas, las tardes de fútbol, la práctica de algún otro deporte o simplemente las salidas de paseo.

Gerardo Contreras, la mirad amable

‘La vida cotidiana’ reúne aspectos de la sociedad que tenían su reflejo en la prensa gráfica, entre ellos la infancia y la juventud, el servicio militar y los coches y por último, ‘Paseando por Madrid’ muestra el trabajo del reportero gráfico que sale a la calle sin rumbo fijo para captar con su cámara todo aquello que le llama la atención.

Como os comentaba, una manera cómoda y amable de recuperar aquel Madrid retratado en blanco y negro, de días pausados y notables contrastes. No os perdáis este viaje disponible, como os decía, hasta el próximo 15 de mayo.

Gerardo Contreras, la mirada amable

Compartir.

Sobre el Autor

1 comentario

  1. Me encanta la foto en blanco y negro de Gerardo Contreras :La mirada amable de esas jóvenes llenas de vida posando en un vagón de tren , no tan amable era la realidad de aquella época en las que esos trenes se llenaban de jóvenes y familias en edad de trabajar con destino a la vendimia en Francia con sus maletas de cartón a veces de madera que apoyaban en la ventana y les servía de asiento de que oscurecía y ya no podían ver el transcurso del tren por la ventanilla :Qué tiempos aquellos;

Dejar una Respuesta