Hoy el calendario marca una fecha especialmente señalada por los amantes de los animales, el 17 de enero, San Antón, patrón de estos seres tan especiales que a muchos alegran el día a día de manera inimaginable.

Si hay un lugar de Madrid donde esta festividad se palpa y celebra de un modo llamativo, ése es la Calle Hortaleza, en donde se ubica la Iglesia de San Antón. Hasta allí, como bien marca la tradición, cada 17 de enero miles de personas se acercan con sus mascotas, para recibir las bendiciones del santo durante otros 365 días y les proteja y dé salud. Es por eso que quien hoy, se acerque a esta céntrica calle, se verá sorprendido por un buen número de perros, gatos y otro tipo de animales que en esta fecha se dejan ver de modo significativo en el corazón de Madrid.

La tradición de llevar los animales a esta iglesia es un hecho que se viene celebrando desde mucho tiempo atrás y que siempre nos regala miradas o momentos insólitos. Uno de ellos es el que rescatamos en el secreto de hoy. Toca viajar hasta la celebración del año 1954 y observar las capturas que nos dejó José Demaría Vázquez, más conocido como Campúa. Parece que entre todos los asistentes a la procesión de aquel año, uno llamó de forma notable su atención. La de un hombre acompañado por un burro, perfectamente engalanado, y por un simpático mono. Campúa les tomó un buen número de fotos en su paseo hasta la reja de la iglesia, momento en el que los animales recibieron su anhelada bendición.

Una imagen curiosa que seguro hoy se repite, de algún modo, en la Calle Hortaleza. Habrá que estar atentos y darse una vuelta para ver qué pasa hoy por allí…

San Antón, 1954, Campúa. Madrid

San Antón, 1954, Campúa. Madrid

San Antón, 1954, Campúa. MadridSan Antón, 1954, Campúa. Madrid

Compartir.

Sobre el Autor

Dejar una Respuesta