Un frutero talla escudos de equipos de fútbol en unas sandías. Madrid, 1951El último inquilino de mi modesta biblioteca madrileña es un libro titulado ‘Madrid a pie de calle’. Una obra que recoge cerca de 200 de las mejores imágenes de Manuel Urech, uno de los mejores fotógrafos que pasó por la ciudad. Gracias a su peculiar y genial visión hoy podemos disfrutar de estampas como ésta.

El libro, imprescindible para los amantes de la fotografía antigua y editado por Temporae, nos acerca aquel Madrid de marcado carácter rural que se esforzaba por ir asimilando todos los cambios que se le venían encima.  Retazos que van desde los años cuarenta a los sesenta y que no podemos evitar mirar con nostalgia y asombro.

La imagen que traigo en esta ocasión nos muestra a un vendedor de sandías que parece invertir las horas muertas, ante la ausencia de clientes, esculpiendo en la piel de estas frutas los escudos de algunos equipos de fútbol. Una curiosa habilidad que quizás le sirviese de fugaz reclamo a la hora de ganar clientes ante la competencia.

En la foto, sacada en el año 1951, el frutero permanece absorto en su delicada tarea, un original pasatiempo que le ayuda a amenizar su jornada y su silenciosa espera entre cliente y cliente. Él y sus originales sandías son los protagonistas de una estampa con más de medio siglo a sus espaldas que observamos con dulzura y con cierta ternura.

Aqui os dejo con esta sensacional obra de Manuel Urech

Un frutero talla escudos de equipos de fútbol en unas sandías. Madrid, 1951

Compartir.

Sobre el Autor

Dejar una Respuesta