Foto de la Posada del León de Oro, de 1897. MadridSon muchos los negocios centenarios que siguen en pie en Madrid. Lugares que aguardan miles de relatos y rostros anónimos que han forjado sus historias. Algunos se mantienen casi intactos, tal y como abrieron sus puertas originalmente, otros, han sufrido importantes lavados de cara. Documentos como el que os traigo hoy nos permiten apreciar mejor estos cambios.

En la Cava Baja, en La Latina, encontramos una serie de fondas como la Posada del Dragón o la que hoy nos ocupa, la Posada del León de Oro. Este establecimiento reabrió sus puertas en diciembre de 2010 con un aspecto y un concepto de alojamiento que nada tiene que ver con lo que fue este lugar a finales del Siglo XIX.

Actualmente cuenta con cuatro estrellas  y ofrece un diseño moderno que brinda importantes comodidades al viajero. Como vemos en la foto que rescato hoy, que data de 1897, este lugar cuando abrió sus puertas estaba destinado principalmente a otro tipo de público mucho menos exigente. La mayoría campesinos y tratantes de ganado que acudían a Madrid a los mercados y ferias para hacer sus negocios y vender sus mercancías.

Fotos como ésta nos acercan aquel Madrid que empezaba a crecer a un ritmo frenético, en el que el trasiego de visitantes comenzaba a ser muy alto. Si en la actualidad pasas cualquier domingo por la Cava Baja es posible que veas una estampa similar. Gente reunida en la puerta de este local tomando el aperitivo o unas cañas. La esencia será la misma, el espectador será capaz de sacar, por sí mismo, unas cuántas diferencias. A veces, hasta que uno no se encuentra imágenes como ésta, uno no es capaz de entender o asimilar el peso de la historia que cargan algunos locales de Madrid.

Posada del León de Oro, Madrid, en 1897

Compartir.

Sobre el Autor

2 comentarios

Dejar una Respuesta