Según veo y descubro imágenes del Madrid antiguo se confirma en mi cabeza que el lejano cambio climático que aventuraban en los medios hace ya tiempo es toda una certeza implacable. Con casi un tercio del invierno ya consumido, y a pesar del reciente bajón de las temperaturas, parece que aquellas nevadas de antaño van a ir siendo cada vez más esporádicas y esquivas. Ojalá me equivoque pero me da la sensación de que imágenes como la que rescato hoy pronto sólo serán recuerdos.

Me resulta llamativo ver cubierto de blanco un enclave tan familiar y habitualmente gris como lo es la Puerta del Sol. Los transeúntes, sin hacer demasiado apego a la nieve que les rodeaba, buscaban abrirse paso entre los finos senderos fabricados por unos primeros peatones con trazas de exploradores. El gélido ambiente que se respira en la fotografía casi se hace sensible en la punta de nuestras narices. Un sutil escalofrío nos recorre la espalda mientras imaginamos como aquellos madrileños avanzaban con paso firme pero diligente hacia sus respectivos destinos.

La Casa de Correos con islas de nieve en sus alturas aguanta con decisión y aplomo el temporal. Despreocupados por su figura y embarullados en otro escalón, los peatones no despegan la vista del suelo, convertido casi en un campo de minas, pendientes de abortar cualquier resbalón o caída. Vivieron aquel momento ajenos del universo que les rodeaba.

La fotografía de este secreto cumple cerca de un siglo puesto que data de inicios del Siglo XX. Hoy unos cien años más tarde, aquella estampa incómoda para los que la tuvieron que vivir in situ es casi una especie en extinción en el Madrid actual, un unicornio alado en nuestro día a día. La próxima vez que nieve en la Villa os animo a disfrutar de cada uno de los copos que bañen la capital, sin lamento ni excusa. No se sabe cuanto tardaremos en revivir hermosas estampas como ésta.

Nieve en la Puerta del Sol, Madrid

Compartir.

Sobre el Autor

2 comentarios

  1. Silvia Yturriaga el

    Interesante y bonito artículo, Secretos. Creo hay un error en lo que respecta a la fecha de la foto…Supongo habrás querido decir que está hecha en los inicios del siglo XX, no del XIX, no?
    Aprovecho para felicitarte por tu trabajo diario, con el que tan buenos ratos pasamos tantas personas enamoradas de nuestra ciudad. Siempre se aprende algo contigo, muchas gracias!

Dejar una Respuesta