Si caminas con los sentidos bien despiertos por el centro de la Villa puede que des caza a este secreto en forma de placa. El mismo que nos revela en qué lugar de Madrid se gestó, tras numerosas horas de trabajo y pinceladas, uno de los cuadros más relevantes de la historia del arte, Las Meninas de Velázquez.

Para encontrarla hay que usar un poquito la lógica. Pensad que el artista sevillano de nacimiento, ya era el pintor cámara de Felipe IV. Esto le otorgaba ciertos beneficios como vivir y trabajar muy cerca de la residencia regia, en aquel entonces (a mediados del Siglo XVII) el Alcázar Real. Así que para encontrar este secreto sólo nos tendremos que desplazar sólo unos poquitos pasos, a la Plaza de Oriente, número tres.

Meninas en Madrid

Allí, en la fachada, una cartela de color vainilla nos desvela esta curiosidad no muy conocida: “Junto a este lugar estuvieron la Casa del Tesoro donde vivió Diego Silva de Velázquez desde 1652 hasta su muerte en 1660 y el obrador en que pintó Las Meninas”.

Meninas en Madrid

No hay mucho más que añadir la verdad, esta Casa del Tesoro fue la vivienda de Velázquez durante sus últimos cinco años de vida, desde 1655 a 1660. Aquí además de hacer vida, tenía su notable estudio en el que, a lo largo de 1656, ejecutó este sensacional cuadro que hoy podemos admirar en el Museo del Prado. Resulta toda una fortuna el poder saber y tener identificado el lugar exacto donde se gestó esta gran obra de arte.

Meninas en Madrid

Fotos del artículo de: Mirador de Madrid, Memoria de Madrid y Museo del Prado.

Compartir.

Sobre el Autor

Dejar una Respuesta