Nos ha pillado a todos por sorpresa y eso que no éramos pocos los que estábamos pendientes de una notable efeméride para nuestra ciudad, el medio siglo de vida de uno de los iconos capitalinos por excelencia, la escultura de ‘El Oso y el madroño’ (aunque parece claro que en realidad se trate de una osa).

El caso es que a amplia mayoría creíamos que todavía quedaban unas cuantas fechas para que llegase este 50 aniversario. Sin embargo hoy en el blog amigo De Madrid a la Nube nos descubren que el habitante más famoso y  fotografiado de la Puerta del Sol llegó a este bullicioso lugar un 10 de enero de 1967. Es decir, hace cincuenta años.

Para conmemorar este hecho hoy os traigo una fotografía histórica que recoge el instante en el que El Oso y el Madroño, escultura que realizó Antonio Navarro, era descubierta ante los ojos de sus nuevos vecinos. Como vemos, el emplazamiento original de la obra estuvo más próximo al inicio de la Carrera de San Jerónimo con la Puerta del Sol. Una ubicación que ha ido cambiando con el tiempo en varias ocasiones.

Desde aquí, felicitar a esta escultura tan especial para los madrileños, que aguanta como ninguna una foto tras otra sin perder la sonrisa. ¡Por otro medio siglo de vida más representando a Madrid!

El oso y el madroño, Madrid

Compartir.

Sobre el Autor

Dejar una Respuesta