Gracias a la expansión del comercio online, muchos establecimientos físicos se han visto en la necesidad de actualizarse e introducirse de lleno en Internet. En un momento que grita “adaptarse o morir”, no es de extrañar que algunos sectores se hayan visto perjudicados, al tiempo que otros han encontrado su hueco en las redes.

Los cambios de hábitos de consumo que se han experimentado en los últimos años han propiciado un aumento considerable del uso de los sex shops online, desplazando aún más las tiendas tradicionales. Esto ha provocado que muchas de estas tiendas eróticas especializadas hayan tenido que abrirse al mundo online para comercializar sus productos, mientras que aquellas que no han podido, se han visto en la obligación de cerrar sus puertas.

A pesar de la gran cantidad de tiendas que se pueden encontrar en Madrid, el comercio online también ha dejado clara su huella, haciendo que muchos pequeños comercios y establecimientos desaparecieran. Dentro del negocio del erotismo, cabe destacar la desaparición de los sex shops con espectáculo, como los de la calle Montera o Atocha. Tal es el caso de Tu Mundo Fantástico, la famosa tienda erótica situada en la calle Atocha, con sus cabinas eróticas. Estos sitios, aunque siempre quedarán en el recuerdo de aquellos que alguna vez los visitaron, se han visto obsoletos debido a las nuevas tecnologías.

El entorno online presenta importantes ventajas frente a las tiendas físicas, pero se hace más notorio en sectores como el erótico. Los sex shops online han dado un paso adelante para que las personas se muestren mucho más abiertas al momento de satisfacer sus deseos más íntimos.

Ventajas de los sex shops online

Son discretas y ofrecen anonimato. El comercio electrónico permite lo que las tiendas tradicionales no pueden; compras con total discreción y anonimato para aquellos que, sin salir de casa, deseen cumplir sus más secretas fantasías.

Aunque el tema sexual es más normal hoy en día, son muchos los que prefieren que este tipo de cosas se queden en la intimidad. Por ello, las tiendas online garantizan un total anonimato y discreción al momento de la entrega de los artículos adquiridos. Es decir, nadie sabrá lo que hay dentro de los paquetes.

Acceso global y horarios convenientes. Hay que tener claro que tampoco existía un sex shop físico en cada esquina. Incluso, en muchas zonas no había facilidad alguna para acceder a ellos.

En la actualidad, todo el mundo puede acceder a un sex shop online y tener a su disposición un gran catálogo de productos eróticos y juguetes sexuales a tan solo un clic de distancia, sin importar el lugar y momento donde se encuentre. Y lo mejor, sin salir de casa.

Intimidad. Por ser en línea, se ofrece al usuario la libertad de poder revisar, con total comodidad, sin presión alguna y desde cualquier lugar en su intimidad, el detalle de cada producto y sus diferentes usos y características, sin tener que ver a otras personas que puedan hacerlo sentir incómodo.

Share.

About Author

Leave A Reply