Alfonso XIII el día de la inauguración del Metro de Madrid, en 1919Hoy lo disfrutan miles de usuarios cada día, su presencia y crecimiento va de la mano de la ciudad cuyas entrañas recorre jornada tras jornada,  hablo del Metro de Madrid. La ciudad no sería igual sin él. Su puesta en marcha, guarda un original dato, quizás ‘vendiese’ el billete más caro de la historia de este transporte.

Madrid en 1913 contaba ya con 600.000 habitantes. Una cantidad de ciudadanos que su transporte público de la época comenzaba a soportar a duras penas. En ese momento, un grupo de ingenieros decide apostar por el Metro, un medio del que ya disfrutaban en otras cuatro capitales europeas. Lo más llamativo de todo fue que la puesta en marcha de este mastodóntico proyecto recibió un empujón real que pocos esperaban…

Carlos Mendoza, Miguel Otamendi y Antonio González Echarte fueron las mentes que idearon el proyecto del ferrocarril suburbano Madrid. Tras algún que otro intento fallido, la idea de dotar a la ciudad con una línea de Metro fue tomando forma, sin embargo, la financiación del proyecto estuvo a punto de dar con todo al traste. Hacían falta ocho millones de pesetas. ¿Quién pondría sobre la mesa semejante fortuna?

En éstas apareció el Banco de Vizcaya, aportando una considerable cifra, la mitad de lo presupuestado, cuatro millones de pesetas. Ahora faltaba recaudar la otra mitad, una cantidad más asumible pero que se fue juntando a duras penas ya que muchos seguían opinando que era un proyecto prematuro y abocado al fracaso. Cuando se llegó a los siete millones apareció la figura del entonces monarca, Alfonso XIII, poniendo el millón restante, demostrando así su fe y confianza en el proyecto pero pidiendo a cambio una condición….Él sería el primer usuario del futuro Metro, adquiriendo de esta forma el que posiblemente sea el  billete más caro de la historia de este medio de transporte.

Con todo el dinero ya recaudado, el 24 de enero de 1917 se creaba la Compañía Metropolitana de Alfonso XIII  y apenas un par de años más tarde, el 17 de octubre de 1919, el rey inauguraba la primera línea de metro de Madrid, la que recorría los 3,48 kilómetros que separaban la Puerta del Sol de Cuatro Caminos. Un viaje de 10 minutos que a todos los usuarios se les ofrecía, en aquel momento, a 15 céntimos menos a Alfonso XIII, a quien el trayecto le salió un poco más caro.

 

 

 

Compartir.

Sobre el Autor

1 comentario

  1. Increíble aporte, no podre ser ni español ni madrileño, pero con tan solo un viaje a Madrid, aun sigo enamorado de la ciudad, y cada historia que aquí se escribe me hace amarla más, Gracias a Dios yo no pague esa cantidad por mis billetes durante mi viaje jaja xD

Dejar una Respuesta