Lo reconozco. Un pequeño defecto que tengo, directamente vinculado a mi adicción madrileña, es el de caminar fijándome en los balcones de las viviendas. De esta forma, es posible encontrar auténticas joyas colgando de las fachadas de Madrid. También, me gusta, y mucho, los bonitos paisajes que dibujan sus forjas cuando alzamos la vista y tratamos de dar caza a un horizonte que nunca se deja abrazar. Los balcones, elementos muy ignorados habitualmente, dicen mucho del pasado y la historia de las viviendas. Condenados a ser sólo reconocidos cuando el calor aprieta y su presencia se antoja casi vital llega el momento de plantearnos la siguiente cuestión ¿Cuál fue el primer balcón de Madrid?

Supongo que geográficamente muchos seréis capaces de acotar la respuesta. La amplia mayoría habréis dejado volar vuestra mente y ésta se habrá escapado al Madrid más antiguo e histórico, al comúnmente llamado ‘Madrid de los Austrias’. No vais mal encaminados. Guiad vuestros pasos a la Plaza de la Villa y ahí estará esperando la solución que estamos buscando, en la Casa de Cisneros, la construcción que ocupa el espacio central de la explanada, conformando uno de los escenarios más evocadores de la ciudad. Ella tiene el privilegio de tener los balcones más antiguos de todos cuantos se pueden admirar en la actualidad en la capital. Pero os aviso, para ponerles cara aún habrá que dar unos pasos más…

Casa Cisneros en Madrid

Resulta que la fachada que asoma a la Plaza de la Villa no fue en su origen la más importante. Ésta casa palacio de estilo plateresco y que data del año 1537 en un principio tenía su acceso principal por la Calle del Sacramento. Es en ese lado, mucho más discreto y olvidado, donde descansan sin demasiado ajetreo los balcones más antiguos de Madrid, testigos directos de las andanzas de esta ciudad y que sin embargo pasan totalmente desapercibidos. ¿Cuántas palabras y secretos guardarán sus barandillas? ¿Cuántas miles de personas habrán desfilado bajo sus perfiles? ¡Ay si hablaran… desde el Siglo XVI siendo partícipes de la vida de Madrid!

La próxima vez que estéis por la zona os animo a que les hagáis una visita y los contempléis unos instantes. Hoy resulta imposible concretar la cifra exacta de balcones que hay en Madrid pero sólo unos tuvieron el honor de ser los primeros, ellos. Aquí os dejo una foto de 1930 donde aparecen retratados nuestros esquivos protagonistas, su aspecto no ha cambiado mucho en la actualidad.

Casa Cisneros en 1930, Madrid

(Foto de la portada de JLRojo, foto de la plaza de DisfrutandoMadrid.blogspot y gracias a Carlos Osorio por ponerme tras la pista de este secreto en su libro’El Madrid Olvidado’).

Compartir.

Sobre el Autor

Dejar una Respuesta