Browsing: Recomendaciones

Recomendaciones
5

Mi recomendación: Nagoya

Mi recomendación: Nagoya

En la entrada de hoy os voy a confesar un nuevo vicio que he descubierto recientemente, se trata de la comida japonesa. Un mundo que hasta hace un par de meses era un auténtico universo desconocido para mí pero en el que recientemente he realizado varias incursiones, todas ellas igualmente satisfactorias.

Siempre he sido muy abierto a la hora de probar distintas culturas gastronómicas e incluso me he atrevido, un par de veces, a ir a restaurantes vegetarianos (algo impensable para mí hace años). No obstante, la comida japonesa, más por desconocimiento que por otra cosa, se me resistía. Ahora, sin embargo, cualquier momento me parece bueno para degustar un sashimi de salmón o unas gyoza.

El restaurante del que os voy a hablar hoy se llama Nagoya y está en la Calle Trafalgar, una de las que desemboca en la Plaza de Olavide. Había oído buenas referencias de él así que un día decidí probar. Me gustó pero no me fascinó ya que cometí el error de no probar el pescado crudo, me limité a pedir lo que comerías en cualquier chino. La segunda vez que acudí, ya con una experta en la materia, me dejé aconsejar, y mi paladar aún lo está agradeciendo.

Para el que no le guste arriesgar mucho siempre puede pedirse un pollo Teriyaki, unos tallarines Yaki-Soba o una tempura pero creo que la verdadera gracia de ir a este sitio es probar platos a base de pescado crudo como el sushi, el sashimi (el de salmón es altamente adictivo) o el Ebi Temaki (rollo de algas con langostino), platos que te preparan al instante en la barra y que tienen un sabor increíble.

Tanto los cocineros como los camareros son todos japoneses, super serviciales y eficientes. El local no es grande así que el ambiente es muy acogedor, todo decorado de madera al estilo tradicional y con una carta muy variada. Por lo que he podido leer en críticas de otras webs se trata de uno de los japoneses con mejor fama de Madrid, seguramente los habrá mejores pero puede que a precios muy superiores. La relación calidad/precio del Nagoya es difícil de batir, por unos 25 o 30 euros puedes disfrutar de lo mejor de la gastronomía nipona en pleno barrio castizo de Chamberí.

Recomendaciones
1

Un paraíso en las alturas

Un paraíso en las alturas

Aunque las fechas no digan lo mismo, el calorazo que asfixia a Madrid en las últimas fechas invita a tomarse algo bien fresquito en una terraza. Si además de saciar vuestra sed, lo que queréis es apreciar unas de las mejores vistas de la ciudad en un lugar único, os animo a que sigáis leyendo….

El fenómeno de las terrazas ha sufrido un auténtico boom en los últimos tres años, ahora todos los locales chics pelean por ser la terraza con mejores vistas, con la gente más cool o por ser la que mejores mojitos prepara. Una carrera en la que nadie quiere ceder su puesto. En una ciudad con pocos metros cuadrados libres de asfalto y con escasos espacios verdes abiertos, la opción más recurrida ha sido el montarlas en azoteas de edificios y hoteles, lo que en la mayoría de los casos les otorga un emplazamiento único, ofreciendo a su vez una vía de escape a los humos del tráfico y la polución.

De todas las terrazas que he podido disfrutar para mí, sin duda, la que destaca sobre el resto es la del Hotel Room Mate Óscar, situado en el corazón del barrio de Chueca, en la Plaza Vázquez de Mella. Con un diseño muy “ibicenco”, mobiliario en tonos blancos, camas balinesas y una pequeña piscina que nos invita a darnos un chapuzón, éste rincón es una pequeña porción de paraíso ubicada en las alturas.

Pero si por algo destaca esta terraza son sus vistas. Disfrutar de un atardecer bajo la fija mirada de las manecillas rojas del reloj de la Telefónica es un ejercicio de relajación, disfrute y purificación. Desde ahí arriba los problemas se ven más pequeños, tanto que casi ni se ven. Te evades y contemplas, así funciona.

Este sitio está genial a última hora de la tarde o para tomar un primer digestivo antes de empezar una dura batalla por la noche madrileña. Los precios baratos no son pero el pequeño esfuerzo merece la pena. Para acceder a la misma hay que dirigirse a la recepción del hotel y ahí mismo os mostrarán el ascensor que os llevará, directamente, hasta este oasis de relax.

Recomendaciones
4

Mi recomendación: La Gabinoteca

Mi recomendación: La Gabinoteca

Estamos a viernes así que hoy me propongo haceros una recomendación gastronómica para todos aquellos que estáis por Madrid, se trata de uno de mis restaurantes preferidos, La Gabinoteca, un lugar en el que cada visita se convierte en toda una experiencia para todos los sentidos.

Situado en pleno barrio de Chamberí (Calle Fernande de la Hoz 53), tras el éxito de las Tortillas de Gabino (sitio al que aún tengo pendiente una visita) montaron no muy lejos este particular restaurante cuyo lema “comer y vivir” es ya toda una declaración de intenciones de lo que nos vamos a encontrar al cruzar su puerta.

La decoración del local y su distribución a dos alturas así como la originalidad de sus mesas y asientos ya nos impactan de primeras pero la mejor viene con la carta. El concepto de comida de la Gabinoteca hace que sea una mezcla entre los “pintxos” a los que estamos acostumbrados en el Norte y a la cocina de autor. Su estilo podríamos definirlo como “cocina de autor en miniatura”. Los miniplatos están divididos en tres grupos diferentes, además de los postres, lo ideal es escoger uno de cada. Os dejo algunos de mis favoritos: Foie, servido como crema catalana, el Potito (de huevo, patata y trufa) o la tapa de Vieiras a la plancha con Pimientos confitadisimos… todos ellos excepcionales.

Una de las cosas que más me gustan de este lugar, además de su comida, es la originalidad de cada detalle por ejemplo, si tienes dudas sobre que vino tomar, te dan una carta en la que por medio de unas preguntas, te recomiendan cual es el vino más afín a tu personalidad. Otro ejemplo es el postre Juan Palomo pero aquí no desvelo nada y dejo que seáis vosotros mismos los que os aventuréis…

Tanto el sitio, como por supuesto la comida, merecen una visita además, en la planta inferior tienen una barra donde sirven unos cocktails buenísimos (os recomiendo los mojitos). Yo siempre he ido a la hora de la cena pero os aviso que no admiten reservas así que si no queréis esperar mucho rato pasaros a primera hora, lo dicho, no os defraudará.

Precio medio: 25/30 euros.

Recomendaciones
1

«¿Te has parado alguna vez a ver los colores que estallan en Madrid cuando, al salir del metro en una tarde otoñal, el sol se va? «

Joaquín Sabina

 

Recomendaciones
3

La azotea del Círculo de Bellas Artes

La azotea del Círculo de Bellas Artes

Hoy tengo visita. Sé que para algunos el hecho de tener invitados y tener que enseñarles la ciudad puede ser algo tedioso. Sin embargo, a mí me encanta que venga gente y poder compartir con ellos todos mis descubrimientos y el Madrid que a mí me gusta.

Conociendo a mis amigos sé que tampoco podré hacerles un ‘tour’ demasiado intenso, ni este calor ni su paciencia estarán por la labor pero ya tengo decidido uno de los lugares a los que les voy a llevar sí o sí, la terraza del Círculo de Bellas Artes.

Esta azotea es para mí uno de los cuatro o cinco mejores lugares de toda la ciudad. Gracias a la magnífica ubicación de este edificio, construido en 1926, en el punto donde confluyen la calle Alcalá y Gran Vía, se puede apreciar todo Madrid en su amplia inmensidad, desde las Torres Kio, y las cuatro torres, al norte, pasando por el pirulí o la Casa de Campo. Es como tener una maqueta gigante ante tus ojos en la que puedes pasar el rato jugando a reconocer lugares y edificios.

La sensación de libertad que se respira, al contemplar la ciudad casi a tus pies, ajeno del tráfico y divisando todos los tejados es una experiencia única, altamente recomendable y que nadie puede dejar escapar. Por unos instantes es como si la gran ciudad quedase desnuda y empequeñecida antes de absorbernos de nuevo entre sus calles. El hecho de estar abierta a tres de los cuatro puntos cardinales nos permite una visión casi panorámica.

Otro de los aspectos interesantes de este sitio es poder admirar a escasos metros la estatua que corona el edificio. Madrid cuenta con un número importante de esculturas en sus azoteas, ésta en concreto está dedicada a la diosa griega Minerva. La figura pesa más de 3.000 kilos y mide seis metros y medio. Su traslado por carretera desde Arganda del Rey, donde se fundió, hasta Madrid trajo muchos problemas pero lo más complicado fue elevarla hasta su ubicación actual, un laborioso operativo que costó cerca de un millón de pesetas de la época.

La foto que ilustra este post la hice la última vez que subí a la azotea, comentaros que el precio para subir es de solo dos euros y la entrada nos da acceso a las exposiciones temporales que se organizan en el centro y que suelen estar muy bien. Un chollo!!

1 18 19 20