Hace unos días me animé a salir de mi zona de confort, el centro más bullicioso de Madrid, para ir a conocer un local del que ya me habían hablado, Casa Lobo. Ubicado por la zona de Arturo Soria las referencias que tenía eran muy positivas pero ya sabéis que nada como probar algo en primera persona para poder juzgar con criterio. Dicho y hecho, allí que nos fuimos a conocer este restaurante que tanto está sonando últimamente.

Lo primero que nos llamó la atención fue su fachada semicircular, unas líneas que te invitan a creer que la experiencia que estás a punto de conocer tiene poco de rutinaria y aburrida. Casa Lobo tiene estilo, mucho estilo. De ése que te entra por los ojos e incluso lo envidias. En mi caso fuimos a la hora de la cena así que había un ambiente íntimo y una atmósfera perfectamente lograda. Combinando elementos más contemporáneos con otros vintage, su salón principal tiene un ligero toque a un club inglés, chimenea central (blanca y de retro) incluida.

Casa Lobo, Madrid

Casa Lobo, Madrid

En cuanto te sientas a la mesa entiendes que Casa Lobo es un sitio con clase y diferente. Una línea que se sigue, con acierto, en su propuesta gastronómica, en la que se ha buscado fusionar un recetario más tradicional con elementos y toques más innovadores. La decisión de los platos no fue sencilla pero finalmente nos decidimos por abrir boca con un entrante frío como el Tartar de Salmón con aguacate y ají amarillo (13€) y a continuación seguimos con unas Gyozas con salsa de tamarindo (10€). Personalmente, he de admitir que soy un gran aficionado de estas ‘empanadillas’ niponas y probarlas con el toque ácido y a la vez dulce del tamarindo me pareció un factor realmente interesante. Muy muy ricas.

Casa Lobo, Madrid

Casa Lobo, Madrid

Después llegó el turno de los platos principales. Aquí llegó mi ganador de la noche, los Raviolis de pato con escabeche de miel y manzana verde (17€). Una propuesta deliciosa con una combinación contundente de sabores, me encantaron. Aún quedaba un poquito de hueco en nuestros estómagos así que dimos buena cuenta de unas Albóndigas de rabo de toro (18€) muy correctas y tiernas. Una manera distinta de preparar y presentar una receta tradicional.

Casa Lobo, Madrid

Casa Lobo, Madrid

Como toda buena velada tiene que tener un dulce final, decidimos apostar por una Muerte por chocolate (6€). Una tarta de chocolate, presentado en diferentes texturas, riquísima y totalmente recomendada para golosos.

Casa Lobo, Madrid

En resumen os diré que Casa Lobo es un lugar diferente, estiloso, con una gran relación calidad-precio y en donde puedes disfrutar de una velada tranquila y acogedora, dejándote llevar por agradables sabores. Sin duda, un motivo por el que mereció muy mucho la pena abandonar mi zona de confort.

CASA LOBO
Calle Torrecilla del puerto 5
Abierto de lunes a domingo en horario ininterrumpido de 12:00 a 2:00
Teléfono: 91 201 42 62.

Compartir.

Sobre el Autor

Dejar una Respuesta