La Diosa Cibeles, uno de los grandes emblemas de la Villa estuvo muy cerquita de ni vivir en la capital, sí como lo oís ¿Os imagináis un Madrid sin su imponente diosa a bordo de su icónico carro? Es llamativo ver como unas decisiones en teorías inocentes y arbitrarias pueden cambiar el curso de la historia.

Resulta que, según cuentan, el emplazamiento original de la diosa frigia no iba a ser la intersección que viene ocupando desde hace varios siglos. De hecho, no iba a ser ni Madrid, si no Segovia. Es allí donde se ubica el fabuloso Palacio Real de la Granja de San Ildefonso y es ahí, en uno de sus refinados jardines, donde Carlos III tenía previsto situarla. Sin embargo, en esas fechas se inició la profunda remodelación de todo el Paseo del Prado y, aprovechando dichos trabajos, se optó por cambiar a última hora la ubicación de esta gran obra de Ventura Rodríguez.

              ¡Vaya sorpresa! ¡Que extraño hubiese sido el tener que ir a ver la Cibeles a Segovia!

Palacio Real de la Granja de San Ildefonso, Madrid

Jardines del Palacio Real de la Granja de San Ildefonso en Segovia, destino original de la Fuente de Cibeles.

Compartir.

Sobre el Autor

Dejar una Respuesta