Cuando me mudé a Madrid capital por verano de 2009 no podía ni siquiera imaginar el giro que supondría para mi vida aquella decisión. Admito que llegué a la ciudad con un buen puñado de clichés metidos en mi cabeza sobre mi nuevo lugar de residencia, casi todos desmitificados según fueron pasando las semanas. En su defensa Madrid se empeñó en demostrarme como su día a día esconde pequeños y grandes secretos, una serie de realidades de las que no te das cuenta y contagias hasta que no formas parte de ella. Después de varios años de idilio es hora de hacer balance, de enumerar una serie de cosas que me fueron cautivando poco a poco y que con el avance del tiempo me han hecho sentirme #masdemadridque de ningún otro sitio.

Ningún azul como el del cielo de Madrid: Los días que está despejado, alzar la mirada y observar ese azul eléctrico que nos cubre por completo es una sensación única. El color del cielo de Madrid no tiene rival.

Cielo de Madrid

Sus atardeceres: Hasta que me trasladé a la Villa nunca había tenido el más mínimo interés por este momento del día, ahora se ha convertido en mi momento predilecto, siempre intento que me pillé en algún lugar con bellas vistas, como el Templo de Debod.

original

El silencio también existe en Madrid: Siempre tendí a imaginar que la capital era una ciudad ruidosa y estridente y la verdad es que tiene ese lado pero también en su almendra central se esconden ciertos lugares que viven a otra velocidad y decibelios, como por ejemplo la Calle San Ricardo, a espaldas de la mismísima Puerta del Sol.

DSC03273

Ciudades que forman otra ciudad: Uno de los aspectos que más me fascina de Madrid es la enorme personalidad y carácter que tiene cada barrio y que lo hace único y diferente respecto a sus vecinos. Malasaña, Chueca, Lavapiés o el Barrio de las Letras. Todos forman un único ente aportando su granito de arena, perderse por cada uno de ellos siempre tiene premio.

malasac3b1a2

Un infierno terrenal: Una cosa que no había experimentado nunca hasta vivir en esta ciudad ha sido y es el calor extremo que se soporta en los meses de julio y agosto. Está muy bien aquello que dice ‘de Madrid al cielo’ pero los meses de verano deberían cambiarlo por ‘De Madrid al infierno’. Estar a 35 grados a las nueve de la noche no es fácil para nadie ¡Y menos para alguien venido del norte!

elretiro2

Oferta cultural infinita: Aunque no hayas estado en Madrid seguro que te suena su famoso   ‘triángulo del arte’ y los   numerosos musicales pero Madrid es mucho más que eso. Tiene museos para todos los públicos y temáticas, cada fin de semana se celebran ferias, rutas gastronómicas, actividades en los barrios. Mucho donde elegir y demasiado poco tiempo. ¡Aquí es imposible aburrirse!

wall_big_Musical_ELDLS-240

Una ciudad hospitalaria: Desde que se trasladase la Corte a Madrid en 1561 esta urbe se ha acostumbrado a recibir oleadas y oleadas de gente y claro, con el paso de los siglos se ha convertido en una experta en recibir habitantes. Eso se nota en el ambiente y su carácter. Madrid es una ciudad abierta, donde los que llegaron antes que tú te tienden la mano para que te puedas integrar cuanto antes.

44932308

Más que mercados: Para mí, un chico de provincias, un mercado siempre había sido un espacio con puestos variados donde poder llenar la cesta de la compra pero en Madrid he descubierto un concepto diferente. No sólo puedes adquirir productos de primera calidad como naranjas Fontestad, las naranjas más de Madrid
síno que también son espacios gastronómicos donde reunirte para comer y beber con los amigos.

mercado_san_miguel1
Domingos con sentido: En la mayoría de las ciudades el último día de la semana es sinónimo de tranquilidad, relax y poquito que hacer pero en Madrid de este día se exprime hasta la última gota. El Rastro, La Latina, compras por el centro o un vermú castizo por Chamberí. El domingo en Madrid está hecho para disfrutarse de verdad sin que nada lo emborrone, una forma de cerrar la semana por todo lo alto.

Rastro_de_Madrid_(España)_7

Estas son algunas de las cosas que hasta que no vives el día a día de Madrid no las entiendes ni valoras ¿y tú? ¿Te sientes muy madrileño? ¡Si quieres saber si realmente eres parte de esta ciudad te animo a entrar en www.masdemadrid.com y que hagas un divertido test para ver tu grado de afinidad con Madrid, averiguarás si eres #masdemadridque el mismísimo Oso y el Madroño que habita la emblemática Puerta del Sol.

(Fotos de la entrada de: Felipe Gabaldon, Diario de un Viajero, Cosas de Mamá, Panoramio)

Compartir.

Sobre el Autor

8 comentarios

  1. ¿Has visto una puesta de sol en Cádiz? ¿Un amanecer en Jávea? ¿el azul del cielo de Málaga?. Para eso hay bastantes rivales aunque tú digas que no lo hay

  2. Me siento muy identificada contigo, ya que yo tmbien me vine a Madrid en el verano del 2009 y con los años he aprendido a querer y valorar todo lo que nos ofrece esta hermosa ciudad y estoy muy de acuerdo contigo, solo en lo del cielo de Madrid que discrepo un poco ya que según nos acontece, la contaminación tan grande, hace que el cielo no luzca tan limpio.
    Gracias por este articulo, porque me he sentido muy identificada

  3. Yo vine a vivir en 2012, y todavía no he visto el cielo de Madrid tan azul como el de mi pueblo. A mi me encantaba Madrid hasta entonces… Como dijo un sabio vale más un pedazo de pan comido bajo una higuera que una rosquilla en ciudad

  4. Escribes con tal mística que se siente la devoción y amor por Madrid y sobre todo haces que los que estamos tan lejos la echemos más de menos.. Gran artículo!!

  5. RIcardo Castro el

    En1966 me fuí a Madrid a estudiar medicina en la Universidad Complutense , pero era tanta la oferta de actividades, de toda clase, que no pude con la Anatomía, la Histo y la Fisio. No había día (o noche) sin algo nuevo en Madrid. Aprobar, no aprobé nada. Pero como disfruté. Luego me recomendaron que estudiara en Santiago de Copostela y allí si que pude sacar la Carrera.
    Habian en la Gran Via unas galerias que llamaban Los Sótanos, que tenian salas de diversion, traganíqueles, tiendas, etc . Hasta 2009 no había vuelto yo a Madrid y prenguté por esos Sótanos y nadie me supo decir que habia paado con ellos, pero ya no estaban. ?Alguien sabe de ellos?

  6. Hola,
    tengo una oferta de trabajo y estoy pensando en mudarme a Madrid. Lo que mas me preocupa sin embargo son las temperaturas en verano, tengo la tensión baja y el calor lo llevo muy mal.
    Yo soy de Bilbao y aqui podemos tener una decena de días muy calurosos (rara vez mas de 35), pero en Madrid esto me dicen que es de lo mas normal de junio a septiembre :( ¿Algún consejo para sobrellevarlo o mejor ni lo intento?
    Un saludo!!

Dejar una Respuesta