Lo importante en un nombre es que sea tan peculiar o diferente que nos resulte muy fácil de recordar, especialmente cuando nos referimos a algo tan práctico y recurrente como un callejero. Algo que funciona realmente bien en el Arco de Cuchilleros, al menos en mi caso. Desde la primera vez que supe cómo se llamaba este recoleto rincón, jamás tuve que volver a mirar un mapa o a internet para saber cuál era su nombre (¡Ojo! Hay que recordar que su denominación oficial es ‘Calle de la Escalerilla de Piedra’).

Arco de Cuchilleros

Arco de Cuchilleros

El nombre del Arco de Cuchilleros, como casi todo en esta vida, tiene su explicación lógica y es que a los pies de este acceso se ubicaban los talleres del gremio de los cuchilleros. Para entender esto hay que rebobinar mentalmente hasta ese Madrid de hace varios siglos, cuya almendra central se partía por zonas gremiales, algo que nos recuerdan otras calles como ‘Botoneras’, ‘Bordadores’ o ‘Yeseros’.

Ahora bien, esta primera parte del secreto de hoy era más o menos evidente pero la segunda, quizás no tanto, ¿Por qué se ubicaban aquí todos estos cuchilleros? La respuesta la tenemos a muy poquitos pasos. Subiremos los fríos peldaños de la escalera y llegaremos a la Plaza Mayor. Ahí, frente a la Casa de la Panadería se levanta la Casa de la Carnicería. Ella sirvió durante siglo de depósito central de carne y desde aquí se distribuían todas las materias cárnicas a los diferentes mercados de la Villa. Y claro, todos los carniceros que en ella trabajaban despiezando y demás, necesitaban como herramientas básicas de trabajo, buenos cuchillos. De ahí que el gremio de los cuchilleros, para poder suministrarles bien de estas herramientas, se ubicasen tan cerquita.

La Casa de la Carniceria, Madrid

La Casa de la Carniceria

¡Otro secreto desvelado! Ya sabemos porqué los cuchilleros se instalaron tan próximos a la Plaza Mayor.

Calle de Cuchilleros, Madrid

Calle de Cuchilleros, Madrid

Compartir.

Sobre el Autor

1 comentario

Dejar una Respuesta